El radicalismo opacado y a merced del gobierno



Desconcierto y angustia: ese es el clima instalado entre la dirigencia de la Unión Cívica Radical (UCR) frente a la decisión de Cristina Kirchner de expropiar Repsol y nacionalizar YPF. “Nos pusieron en un brete y quedamos entrampados: estamos en contra de la política energética del gobierno y tememos el uso que hará de los fondos, pero no podemos renegar de una bandera partidaria como es YPF en manos del Estado”, afirmó “Nito” Artaza a “Río Negro”, mientras se retiraba de una reunión del bloque de senadores. El martes –después que el oficialismo firmara el dictamen avalando el proyecto ex propiatorio–, los senadores radicales se encerraron más de tres horas en una oficina del Senado. La polémica se zanjó en una fórmula pocas veces vista: No firmar un dictamen propio, sino adherir en general a la iniciativa del gobierno y presentar una “propuesta alternativa”. Tampoco en este punto hubo coincidencias: “Las que perdemos con este texto somos las provincias petroleras”, recriminó el representante de Mendoza, Ernesto Sanz. El presidente de bancada Luis Naidenoff relativizó la objeción. “Es un kilombo, llegan todos a distintas horas y discutimos sobre una posición que va a ser testimonial”, deslizó un veterano legislador desilusionado. Aunque el radicalismo expresará en el recinto diferencias respecto al proyecto oficial (como establecer una agencia hidrocarburífera, una compraventa consensuada con Repsol como paso previo a la expropiación), tales objeciones irán cayendo en la votación en particular. Las diferencias internas en la UCR intentaron ser ocultadas. “Es la posición del partido”, dijo molesto Sanz. Mientras se retiraba nervioso por una escalera, Petcoff Naidenoff aceptó un breve intercambio con “Río Negro”. – ¿Cómo fundamenta la UCR el voto en favor del proyecto de Cristina? – La gran coincidencia con el gobierno pasa por la necesidad de recuperar la decisión estratégica sobre un recurso trascendente como es el petróleo y el gas en la argentina, aunque tenemos serias diferencias en el resto de los ítems. –¿Porqué respaldan la nacionalización de YPF? – Se trata de recursos estratégicos y la definición de la política energética la debe manejar el gobierno, además son 100 de historia de la UCR en ese sentido. La actitud del radicalismo estuvo tambiénapoyada en relevamientos de opinión según los cuales alrededor de un 70 % respalda una YPF nacional, y en diferenciarse respecto de Mauricio Macri.

CLAUDIO RABINOVITCH Agencia Buenos Aires


Comentarios


El radicalismo opacado y a merced del gobierno