El reclamo de pago dividió las aguas en Cipolletti



La actitud de los cuatro jugadores que intimaron al club para que les abonen los haberes atrasados, provocó malestar entre los compañeros; mientras que el presidente Freiberg afirmó que "siempre se habló más de dinero que de fútbol".

CIPOLLETTI (AC).- La presentación de telegramas intimando al pago de haberes atrasados por parte de cuatro jugadores de Cipolletti, generó malestar en el plantel. En realidad la decisión de separar a los jugadores corrió por cuenta del cuerpo técnico. La comisión directiva tomará una determinación el martes.

Ante este panorama Diego Cruciani y Luis Amorone, responsables técnicos, decidieron separar a Rodrigo San Martín, Marcos Pereyra, Hernán Hafford y Pablo Landeiro por considerar que con esa actitud afectaban a sus compañeros.

Sin embargo, continuarían jugando en el equipo que participa en Liga Confluencia y no en la Primera B Nacional.

Aunque pidieron reserva de sus nombres, varios jugadores demostraron malestar por esta actitud. "Estamos todos en la misma y estos momentos son de duelo por haber perdido la categoría. Acordamos un plan de pagos con la dirigencia que hasta ahora cumplieron", reflexionaron.

También se sintieron dolidos porque ahora se deberá pagar la totalidad de la deuda a esos cuatro jugadores en lugar de repartir el dinero que entra entre todos.

Quien "subió un par de cambios" fue el presidente Freiberg. "Este plantel siempre habló más de dinero que de fútbol. Nunca le interesó la camiseta. A los 20 años todavía se tiene que demostrar mucho. No sólo son profesionales los jugadores que pasan por caja, lo son quienes respetan a sus compañeros y aquellos que dejan la vida en cada partido. No estoy seguro que todos lo hayan hecho en Cipolletti".


Comentarios


El reclamo de pago dividió las aguas en Cipolletti