El regreso que no fue



El 6 de marzo de 2009, Michael volvió a sorprender a todos. No sólo apareció públicamente sin barbijo, sino que además hacía un anuncio histórico: regresaba a los escenarios después de muchos años de ausencia.

Era un regreso obligado: las deudas lo estaban asfixiando.

Pero era evidente que la gente aún lo seguía: vendió un millón de tickets para los 50 conciertos previstos a partir del 12 de julio en el 02 Arena de Londres en cinco horas.

Otro récord para un hombre que ya tiene varias estrellas en el libro de los récord Guinnes. Un récord que no pudo disfrutar.


Comentarios


El regreso que no fue