El renovado protagonismo de Lula hunde a Serra



#

AP

El candidato opositor sigue estancado.

El retorno del presidente de Brasil, Luiz Lula da Silva, al rol protagónico de la campaña de la candidata del PT, Dilma Rousseff, aparece como determinante en la ampliación de la ventaja sobre el opositor José Serra, en momentos en que la popularidad del mandatario subió al 82%. Tras la disimulada frustración por no haber logrado la victoria en la primera vuelta, el comando petista evaluó la necesidad de despegar la imagen de Lula de la candidata para darle a Rousseff autonomía e identidad propia. Pero el dos veces presidente retomó el comando de la campaña en la última semana y el protagonismo proselitista, al punto de encargarse de sostener los más duros cruces verbales con el candidato del PSDB José Serra y sus aliados . La vuelta de Lula al primer plano acompañó la recuperación de Rousseff en las encuestas, que marcan una ampliación de la brecha sobre Serra y la consolidación en torno al 12%, según las consultoras Ibope, Vox Populi y Datafolha. Este último estudio reveló también que la imagen del mandatario tras 8 años de gobierno llegó a los 82 puntos de imagen positiva, la más alta de la historia de Brasil. Estos datos son coincidentes con el anuncio de una desocupación del 6,2%, la más baja desde 2002, dato que se acompaña con el salario real más alto. El cientista político Francisco Ferraz intentó explicar este fenómeno político al afirmar que “no es posible comparar los candidatos porque la mayor influencia está dada por alguien que no está participando de la elección como candidato, pero sí lo hace como actor político, como no ha sucedido jamás en este país”. “En Brasil no hay como en otras democracias, la estructura partidaria ni la ideología como predictor de voto, y no tenemos predictor de voto de naturaleza socio económica, por lo que no hay factores muy sólidos para la decisión individual, espacio que fue ocupado por la presencia de Lula” da Silva en favor de Ruosseff. Para el politólogo Gaudencia Torquato, el mandatario logró polarizar esta elección entre dos opciones que van más allá de los nombres y se resumen en “continuidad o cambio”, y en ese contexto la marcha de “l la mejora de muchos sectores sociales históricamente relegados permitieron esta gran transferencia de popularidad a Dilma”.


Comentarios


El renovado protagonismo de Lula hunde a Serra