El riego le quita aún más agua al río Neuquén

El sistema de irrigación le saca casi el 65% del caudal.



1
#

2
#

Bajo los puentes pueden verse los bancos de tierra y ripio.

Juan José Thomes/Oscar Livera

CIPOLLETTI (AC).- El funcionamiento integral del sistema de riego del Alto Valle rionegrino, más el aporte a los canales que existen en territorio neuquino, dejaron al río Neuquén casi sin agua. La cuenca arrastra las consecuencias de una prolongada sequía, cuyo impacto es evidente debajo de los puentes entre Cipolletti y Neuquén, y Cinco Saltos y Centenario. El golpe de esta situación al medio ambiente es grande. La sequía no tiene más origen que en la Naturaleza, pero en la contaminación que crece cuando el agua es poca hay responsabilidad de las sociedades que viven a sus orillas y que envían residuos cloacales crudos en la convicción de que el río tiene gran poder de recuperación. Desde San Patricio del Chañar hasta Neuquén y Cipolletti, pasando por localidades más pequeñas de ambas orillas del río, el cauce recibe los líquidos cloacales sin tratar, más allá de los que se procesan en las pocas plantas que no dan abasto. En promedio, el lunes el río Neuquén salía del dique El Chañar, que regula el caudal hacia los valles, con 110 metros cúbicos por segundo de agua, pero pocos kilómetros al sur, en el dique Ballester, unos 70 metros cúbicos por segundo se desvían hacia el canal principal de riego (casi el 65% del caudal del río. Y en ese mismo tramo, la provincia de Neuquén tiene sus captaciones para redes de irrigación más pequeñas. A los exiguos 40 metros cúbicos por segundo que quedan de una resta matemática lineal, hay que quitarle además lo que se pierde por la evaporación. El caudal medio histórico de noviembre del río Neuquén (1978-2012), desde El Chañar, es de 294 metros cúbicos por segundo, con un máximo de 576 en 1982 y un mínimo de 92, registrado en 1998. Hay que ver cómo cierra el mes, pero los 100 que tuvo la semana pasada se acercan mucho a la última marca. La sequía lleva varios años pero esta vez se hizo más profunda en el norte neuquino, donde nacen los ríos que terminan conformando el Neuquén. De hecho, en 2010 el Neuquén llegaba en esta época del año a Portezuelo Grande, la primera presa del complejo Cerros Colorados con un caudal de 300 metros cúbicos por segundo y ayer sólo tenía 157, que es sólo un poco más de lo que, en la otra punta del complejo, se libera hacia los valles. Lo que embalsan los lagos Los Barriales y Mari Menuco como producto de esa ecuación es mínimo. Con tan poca agua, bajo los puentes quedaron al descubierto bancos de ripio que, a modo de islotes, comenzarán en breve a pintarse de verde.


Comentarios


El riego le quita aún más agua al río Neuquén