El Rojo dominó de principio a fin

Fue superior a El Nacional y logró su segundo éxito. Una vez más, la defensa resultó determinante.



La defensa será una marca registrada en el nuevo Independiente. Otra vez, el quinteto capitalino fue muy efectivo en ese aspecto y ganó gran parte de su compromiso en su llave. Fue 76-56 ante El Nacional, por la tercera fecha de la Copa Argentina de básquet.

El Rojo entró desconcentrado a la cancha, tuvo varias pérdidas y la visita picó en punta. Sin embargo, a partir del cuarto minuto, la historia cambió, el local ajustó marcas y emparejó.

Con el 19-13 en el bolsillo, el quinteto de Juan Pablo Boadaz encontró tranquilidad para el segundo parcial.

Fueron muy importantes los ingresos de Juan Kelly y Pablo Bendel, que defendieron "a morir" al perímetro rival y a partir de ahí, Independiente se escapó.

Llegó a duplicar a los de Mauricio Santángelo (30-15), pero un par de errores, dejaron con vida a El Nacional. En ambos equipos, los puntos llegaron desde el banco, porque Carlos Paredes y Alexis Elsener fueron los top de la etapa, con 8.

En el tercero se instaló la paridad. El Rojo volvió de los vestuarios algo relajado, confiado por la buena diferencia lograda antes de ir a los vestuarios. Y la visita no supo aprovecharlo al máximo. Achicó y quedó para buscar la hazaña (51-40), pero la brecha pudo ser menor.

Después del último descanso, un monólogo del quinteto neuquino, que dominó a voluntad, festejó por segunda vez al hilo y sueña con la clasificación.

En el otro partido del grupo 8, Gimnasia (CR), próximo rival del Rojo -mañana en la Caldera-, superó de visitante a Estudiantes, por 77-75. El de Comodoro (6) está invicto, porque venció por partida doble a los de Monte Hermoso (3). Independiente es escolta con 5 y el Albo suma 4.


Comentarios


El Rojo dominó de principio a fin