El "Rojo" también piensa en la temporada que viene

El buen presente de Independiente de Neuquén en el Argentino B le permite tomarse con calma el final de la primera parte del torneo y comenzar a planificar la pretemporada y refuerzos para la segunda mitad.

El "Rojo" neuquino intentará dar un nuevo golpe en el cierre de esta parte del certamen recibiendo a Liniers, quien es el único escolta del Deportivo Roca. Los buenos resultados en los últimos encuentros hicieron que la dupla Landeiro-Dehais se incline por repetir el equipo.

Claro que en esta oportunidad no podrán contar con el delantero Nicolás Finessi porque llegó a las cinco amarillas y en su lugar ingresará Rafael Salvo. Así se desprendió del equipo que planteó el cuerpo técnico en el ensayo futbolístico de ayer por la tarde.

Paralelamente los técnicos comenzaron a diagramar el trabajo para la segunda parte del torneo. El primer tema a resolver es el de la pretemporada y por eso entre lunes y martes se reunirán con el presidente de la institución Gastón Sobisch para avanzar en este sentido.

La idea de Landeiro-Dehais es concentrar durante al menos una semana a todo el plantel en una ciudad del interior neuquino en la búsqueda de "tranquilidad" para entrenar y descansar.

Paralelamente comenzaron las gestiones para la contratación de los cuatro refuerzos permitidos para lo que queda de torneo.

Según el análisis del cuerpo técnico, el equipo neuquino necesita apuntalarse en defensa y en el medio. (AC)


Comentarios


El «Rojo» también piensa en la temporada que viene