El SAC-C funciona "perfectamente"

Las autoridades de la Comisión Nacional de Asuntos Espaciales argentina (Conae) informaron que tras el lanzamiento exitoso, el martes, del satélite SAC-C, éste se encuentra operando normalmente por lo que se espera su aporte de datos sobre la agricultura, silvicultura y evaluación de inundaciones e incendios.

Notas anteriores:

El satélite argentino SAC-C, lanzado el martes al espacio desde la base de la NASA en California, Estados Unidos, continúa su marcha sin presentar fallas técnicas y mantuvo dos contactos ayer de mañana con Córdoba, mientras se espera que en un mes ingrese en su fase operativa.

En diálogo con DyN desde Córdoba, el gerente de Relaciones Institucionales y jefe científico de la Misión SAC-C, Raúl Colomb, señaló que el satélite fue seguido desde la base de Falda del Carmen en "varias estaciones terrenas, Alaska, Noruega, Antártida y Córdoba".

"Todo indica que el satélite está en perfectas condiciones, estamos en la fase de ingeniería que dura un mes", señaló Colomb, tras lo cual se ingresa en la fase operativa, cuando empiezan a funcionar los instrumentos.

Con el satélite, dijo, "tomamos contacto apenas aparece en el horizonte de Córdoba; cuando está a la altura de Perú, en Lima, ya tomamos contacto desde aquí hasta que desaparece, pasando Tierra del Fuego".

Por ahora, se tiene entre dos y tres contactos por día por el SAC-C y, ya en la fase operativa, el contacto una vez en el día y una en la noche.

En tanto, Conrado Varotto, director ejecutivo y técnico de la Comisión Nacional de Asuntos Espaciales (Conae), sostuvo desde el Estado norteamericano de California que el aparato "está operando estrictamente en forma normal, cien por ciento de acuerdo con su diseño".

"Está andando perfectamente, está todo como fue previsto", agregó Varotto, quien advirtió que "éste es un satélite operativo, muy avanzado, que forma parte de la primera constelación en la historia de la tecnología espacial", junto con otros tres aparatos de la NASA.

"El porvenir de la Argentina está en el uso del principal recurso que tiene: la materia gris de sus pibes, sus jóvenes, su gente madura preparada. Ese es nuestro recurso", dijo el científico al programa Desayuno de Canal 7.

El SAC-C tiene la capacidad de tomar información de la Tierra que servirá, entre otros puntos, para el estudio de ecosistemas terrestres y marinos, cosechas, procesos de desertización, e inundaciones.

Es decir que el uso de esa información tiene, entre sus destinos, el aprovechamiento en términos productivos y económicos.

El satélite -construido por la empresa rionegrina Invap lleva diez instrumentos a bordo, de los cuales Argentina aportó tres cámaras (multies- pectral, pancromática y de alta sensibilidad). El objetivo de las cámaras será realizar tareas de teleobservación aplicables a hidrología, estimación de cosechas, manejo y control de emergencias, geología, evaluación de procesos de desertificación y estudios del océano.

El SAC-C también cuenta con un magnetómetro y un receptor GPS que se utiliza para la determinación de órbitas aportado por Estados Unidos, un instrumento francés para estudiar efectos de radiación cósmica y una cámara de navegación de origen italiano.


Comentarios


El SAC-C funciona «perfectamente»