El "Santo" fue un fantasma y ya no manda solo

San Lorenzo empató con Gimnasia LP y permitió que Tigre lo alcanzara en la cima.

Lejos del nivel que lo había llevado a ser líder absoluto con cinco puntos de ventaja, San Lorenzo jugó un mal partido, no pudo quebrar a Gimnasia La Plata, que no sólo le igualó 1 a 1, sino también le impidió quedarse en soledad en la punta del Apertura, que ahora comparte con Tigre. La mala tarde del equipo dirigido por Miguel Russo se completó con las amarillas recibidas por Juan Manuel Torres y Gastón Aguirre, quienes no podrán estar en el partido del domingo ante Boca.

El gol de Andrés Silvera fue la única, y gran, diferencia que separó a San Lorenzo de Gimnasia, al terminó de la primera etapa. Tanto uno como el otro jugaron poco y nada, estuvieron carentes de ideas, especialmente San Lorenzo, y casi no crearon situaciones de riesgo sobre los arcos.

San Lorenzo estuvo carente de juego porque sintió la ausencia de Cristian Ledesma en la mitad de la cancha para repartir el balón, y entonces su única arma para llegar al arco de enfrente fue la pelota parada. Y fue así que encontró el gol: Aureliano Torres ejecutó un tiro libre a 35 metros del arco, Sessa rechazó mal la pelota, que le cayó a los pies de Silvera, quien totalmente libre la empujó al gol. El 1-0 no resultó un impulso para San Lorenzo. El equipo de Boedo se relegó en el campo y apostó al contraataque, pero salvo un remate de Silvera que se fue cerca del ángulo superior izquierdo, no creó peligro.

Desorientado

En el complemento San Lorenzo siguió sin encontrar el rumbo, pero su situación se agravó porque los ingresos de Franco Niell y Juan Cuevas le dieron a Gimnasia una alta dosis de peligrosidad. Corrían 18 minutos, cuando Niell recibió un balón a unos 25 metros del arco, nadie de San Lorenzo le salió y el delantero de Gimnasia tuvo el tiempo necesario para acomodarse y sacar un derechazo, que ingresó cerca del ángulo derecho del arco defendido por Orión.

A partir de entonces San Lorenzo se dejó ganar por la desesperación. Russo hizo ingresar a Solari y Menseguez, pero ni uno ni otro le dieron la claridad que el entrenador deseaba, mientras que Gimnasia se animó a ir en busca del segundo y estuvo a punto de conseguirlo, cuando el "Pampa" Sosa, sólo ante Orión, remató desviado. A pesar de su ceguera ofensiva, San Lorenzo pudo encontrar el segundo, a través de un cabezazo de Silvera y un tiro libre de Gonzalo Bergessio, a los 49 minutos, que se fue apenas alto. Pero habría sido injusto, el esfuerzo de Gimnasia se mereció el empate final.


Comentarios


El "Santo" fue un fantasma y ya no manda solo