El seleccionado, la gran cuenta pendiente de Verón

En el inicio de su última semana como futbolista profesional, la ‘Brujita’ reconoció que le faltó ganar algo con el conjunto nacional. “Siempre dije que quería retirarme en buen nivel y lo estoy consiguiendo”, comentó.




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

#

Foto Baires.

Fútbol de AFA

El emblema y capitán de Estudiantes de La Plata, Juan Sebastián Verón, reconoció que ganar algo con el seleccionado argentino es su gran cuenta pendiente, al comenzar a transitar hoy su última semana como futbolista profesional.

“Estoy disfrutando de estos últimos momentos como jugador profesional. En algún momento iba a llegar”, dijo Verón en la que fue su última conferencia de prensa como capitán del equipo platense, en el Country Club de City Bell.

El mediocampista, de 37 años, dijo que le hubiese gustado “jugar una final de Champions League”, aunque su gran materia pendiente es la de no haber podido ganar nada con el representativo nacional.

“Lo dije muchas veces, ganar algo con el seleccionado”, respondió Verón al ser consultado sobre esa deuda personal.

Además, y sobre la decisión de poner fin a su carrera, Verón señaló: “Siempre dije que quería retirarme en buen nivel y lo estoy consiguiendo. Vine en un muy buen nivel y me retiro en un nivel aceptable”.

Por su parte, y en relación con su futuro inmediato, el ídolo “Pincharrata” sostuvo que “la carrera del futbolista es difícil de proyectar, pero después sí se puede. No me veo sin estar ligado al fútbol. Si bien no va a ser lo mismo, tampoco es algo que me vaya a pesar (el retiro)”.

El objetivo de Verón, en un futuro no muy lejano, según reconoció él mismo en más de una oportunidad, es ser presidente de Estudiantes.

Tras despedirse del público platense en la victoria 1-0 sobre Olimpo de Bahía Blanca, Verón jugará su último partido el próximo domingo, cuando Estudiantes visite a Unión de Santa Fe, por la última fecha del torneo Clausura.

DyN


Comentarios


El seleccionado, la gran cuenta pendiente de Verón