El Senado aprobó mayor regulación de precios

Dio media sanción a los cambios en la ley de Abastecimiento y a un paquete de normas de defensa del consumidor. Resistencia de los empresarios. Temen incremento de controles.



#

El proyecto fue aprobado en general y en particular con 38 votos afirmativos contra 27 negativos.

ARGENTINA

El Senado argentino dio en la madrugada de ayer media sanción a un proyecto de ley que regula precios en un contexto de alta inflación, una iniciativa resistida por grandes empresas, la industria y la oposición.

La cámara alta, con mayoría oficialista, aprobó el texto del Poder Ejecutivo por 38 votos a favor y 27 en contra.

El proyecto, que será debatido en Diputados en dos semanas, establece que el gobierno podrá intervenir en “los estados previos de la cadena de valor, sin contacto directo con el consumidor, fijando márgenes de utilidad, precios de referencia, así como niveles máximos y mínimos de precios para la provisión de bienes y servicios imprescindibles”.

El proyecto morigera la ley de Abastecimiento aprobada en 1974 y que contemplaba pena de cárcel para empresarios que la incumplieran.

Según lo aprobado quedan excluidas las pequeñas y medianas empresas “que no posean una posición dominante en el mercado”.

El proyecto establece sanciones y multas por desabastecimiento de productos y por suba injustificada de precios, aunque el gobierno deberá pedir autorización judicial para aplicar inhabilitaciones o clausura temporal.

El llamado Grupo de los Seis (G6), que nuclea a la Bolsa, grandes comerciantes, bancos privados, industriales, constructores y la Sociedad Rural reaccionó en contra de la medida y anticipó que la denunciará por inconstitucional.

“Entendemos que es inconstitucional porque se le da una delegación extraordinaria al Poder Ejecutivo, al funcionario de turno, y no va en linea con el libre ejercicio de la industria y el comercio”, dijo ayer el vicepresidente de la Unión Industrial Argentina, José Urtubey.

El gobierno impulsa la ley en un contexto de inflación que se estima superará el 30% este año y en medio de la caída de la economía con signos de recesión.

A este escenario se suma la tensión por el conflicto que mantiene Argentina con los fondos especulativos en Nueva York que derivó en un default selectivo de la deuda.

El radical Luis Naidenoff informó sobre el rechazo de su bloque a la iniciativa y lo vinculó a “dos razones importantes: porque -a su entender- vulnera el orden jurídico constitucional establecido y porque es irracional, desde el punto de vista de los incentivos para comerciantes e industriales que deseen invertir y arriesgar en el país”. (DyN)


Comentarios


El Senado aprobó mayor regulación de precios