El sismo en Chile impactó en la vida y obra de Juan Villoro

Enfrentar la muerte y sobrevivirla es una oportunidad para reflexionar y cambiar, considera el escritor mexicano Juan Villoro, quien acaba de publicar “8.8: el miedo en el espejo”, su relato personal sobre el sismo en Chile de febrero pasado.



Villoro se encontraba en la capital chilena, donde tenía lugar el Congreso Iberoamericano de Literatura Infantil y Juvenil, cuando la madrugada del 27 de febrero se registró un terremoto que mató a medio millar de personas y dejó graves daños materiales.

“Cuando sobrevives a un cataclismo, lo siguiente es un examen de conciencia. Se trata de una nueva oportunidad para plantear tu vida. No puedes seguir como si nada: tienes un ‘tiempo extra’”, dijo el autor a dpa vía electrónica desde Berlín, a donde viajó para presenciar el estreno de su obra teatral “Muerte parcial”.

Mientras otros extranjeros abandonaban Chile, el creador de “Dios es redondo” y sus connacionales debieron quedarse porque no tenían forma de salir del país, lo que les permitió presenciar las secuelas de la tragedia, entre ellas las muestras de solidaridad de oriundos y foráneos.

Según Villoro, de 54 años, el sismo puso a los sobrevivientes “en contacto con lo inesperado y con la fragilidad de la existencia”.

Uno de sus primeros temores fue perder a su familia, cuando ante la confusión inicial no comprendía que estaba lejos de casa. Luego, al paso de los días, ya de vuelta en México, empezaron a surgir otros miedos.

Escribir “8.8: el miedo en el espejo”, agregó, “fue un exorcismo para sacarme esas sensaciones de encima, pero también fue la oportunidad de regresar a miedos lejanos que no había podido formular”.

En varias ocasiones, el escritor pensó que su hora había llegado. En su niñez, cuando casi se ahoga, y en dos movimientos telúricos: el de 1985 en Ciudad de México y el de 2010 en Santiago de Chile.

En el caso del primer temblor, a Juan Villoro, que respeta profundamente a la tierra, le pareció “oportunista” escribir sobre él en forma directa. Respecto al segundo, muy al comienzo, tampoco pensó en pasar a papel y tinta esas memorias, pero finalmente decidió hacerlo.

“Es un relato personal de lo que viví en Chile y de las vivencias que volvieron de 1985. También es un relato colectivo de las personas que estaban en mi hotel”, explicó el literato, uno de los autores mexicanos más reconocidos y premiados, tanto en México como fuera de él.

El título hace referencia a la magnitud que tuvo el terremoto en el país sudamericano, 8,8 en la escala de Richter.

El libro de Villoro comienza con tres poemas de Pablo Neruda que parecen “pensados” para este temblor y hace una reflexión en torno a “El terremoto en Chile”, relato escrito por el alemán Heinrich von Kleist en 1808.

Villoro, que este año imparte clases en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, publicará en breve “La cancha de los deseos”, una novela para niños “que trata sobre el fútbol”.

dpa


Comentarios


El sismo en Chile impactó en la vida y obra de Juan Villoro