El Socialismo quiere acercarse a la UCR

El senador socialista Rubén Giustiniani destacó ayer la necesidad de "articular un espacio progresista alternativo" para el 2007, con el ala más renovadora del radicalismo como principal aliado, y manifestó su intención de dar "mayor proyección nacional" al partido para el 2007.

Giustiniani, quien buscará la reelección al frente del socialismo en junio, aseguró que los sucesivos buenos resultados que obtuvieron en su provincia, Santa Fe, permite ver "con mucho optimismo" el futuro de la fuerza y pensar en una eventual "ampliación" de la base socialista en el interior.

"Santa Fe es importante porque sienta precedentes y permite demostrar que en el país es necesario construir una fuerza progresista alternativa al actual Gobierno", analizó el legislador, al tiempo que criticó a la actual administración por "estar plantada básicamente en la coyuntura".

Para Giustiniani, el presidente Néstor Kirchner "está desperdiciando un momento económico muy favorable, un crecimiento con tasas asiáticas", aunque reconoció que tiene "una base muy fuerte" para las próximas elecciones, de acuerdo "al crecimiento cercano a los 9 puntos que podría sostener durante cuatro años".

Según comentó el senador, durante el 2006 estarán abocados a la "articulación de un espacio progresista alternativo al Gobierno nacional", que incluirá "diálogo con distintas fuerzas" del sector de centroizquierda, como el radicalismo, el ARI y otras agrupaciones sociales. (DyN)


Comentarios


El Socialismo quiere acercarse a la UCR