El sonido del arte

Su sueño: ser parte de una orquesta y poder enseñar.



#

<span style="text-transform:uppercase">textual</span>

Marisel San Martín no había visto jamás a una orquesta en vivo y tampoco conocía los instrumentos. Pero desde que le pusieron una viola en sus manos, resolvió que aprendería a sacarle sonidos. “En los próximos años me veo tocando en una orquesta y también enseñando”, dice.

Ahora tiene 18 años. A los 11, cuando iba a 6º en la Escuela 292, una amiga le dijo: “Andá a escuchar a la orquesta”. Era la Infanto Juvenil de Cuerdas de Cutral Co, que recién empezaba. “Me regustó y cuando se abrió la convocatoria le pedí a mamá que me anotara. Y así fue”, relata. Su mamá Claudia, que es enfermera en el hospital de Complejidad Media, le hizo caso y la llevó.

“Al principio lo único en que pensaba era que quería tocar con ellos, pero no sabía cómo iba a ser, iba con la expectativa de ver qué pasaba y si podía tocar algo”, recuerda. Como nunca había tenido en sus manos un instrumento, el primer día que se los presentaron “nos hicieron tocarlos y sentirlos uno por uno –la orquesta es de Cuerdas– y nos daban opciones. Ahí elegí la viola porque me pareció lo más raro”, relató. Desde entonces, su progreso no se detuvo. Al talento natural que tiene para la ejecución del instrumento, se le suma la disciplina y la constancia que a diario le pone al estudio. También su hermana, Ana Laura está en la orquesta, pero toca el violín.

Marisel comentó que “lo único de música que sabía era lo que me enseñaban en la escuela” y ahora se encuentra con la invitación a integrar el programa de Formación en Práctica Orquestal de la Sinfónica Patagonia de la Universidad de Río Negro, luego de la audición que hizo en Cipolletti.

“En algunos años me imagino tocando en alguna orquesta, dando clases. Quiero transmitir lo que aprendí a los más chiquitos, me parece muy importante”, dice resuelta. Y en esa tarea también está porque integra el “seminario” que implica a aquellos integrantes avanzados de la “Orquesta de los Chicos” hagan prácticas de enseñanza con los grupos iniciales de acuerdo al instrumento elegido. Y está inscripta además para empezar a cursar la carrera de la Licenciatura en Artes Musicales con orientación en Instrumento que se dictará próximamente en Cutral Co. A pesar de su timidez, expresa con firmeza: “Enseñar es lo que más quiero y voy a hacer todo lo que pueda para conseguirlo”.

cultura

“Enseñar es lo que más quiero y voy a hacer todo lo que pueda para conseguirlo”, afirma Marisel San Martín.


Comentarios


El sonido del arte