El sucesor del Hubble ya está en marcha

#

El telescopio James Webb, por las agencias NASA y ESA.

La Agencia Espacial Europea (ESA) firmó el lunes pasado con la NASA, su homólogo estadounidense, un acuerdo que oficializa los términos de su cooperación en el Telescopio Espacial James Webb (JWST), el sucesor de Hubble, célebre instrumento que ha revolucionado la astronomía.

El documento fue rubricado por Jean-Jacques Dordain, director general de ESA, y Michael Griffin, administrador de la NASA, durante una ceremonia celebrada en el Salón aeronáutico de Le Bourget, a las afueras de París.

Al igual que en el caso de Hubble, los europeos participarán a razón del 15% en este proyecto, valorado en 3.500 millones de dólares.

"La escala es comparable, pero nuestra implicación es más fundamental, ya que vamos a construir dos de los instrumentos" del JWST: el espectrógrafo en el infrarrojo cercano y el instrumento en el infrarrojo medio, explicó a la AFP David Southwood, director de los programas científicos de la ESA. El JWST será construido alrededor de un espejo primario de 6,5 metros de diámetro, frente a los 2,4 metros del Hubble.

Evolucionará en el espacio bastante más allá de la atmósfera terrestre, ya que estará situado en el segundo Punto de Lagrange, a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra en dirección opuesta al Sol.

Desde este puesto de observación, este poderoso telescopio, que funciona con luz visible e infrarrojos, "promete revolucionar nuestra visión del Universo, como hizo en su tiempo el Hubble", afirmó la ESA en un comunicado. (AFP)


Comentarios


El sucesor del Hubble ya está en marcha