El Super Bowl: la energía que cambia por cerveza



#

El evento deportivo genera una baja en la demanda eléctrica. (Foto: archivo )

Curiosidades

El megaestadio donde se jugó el partido, en Houston, cambió toda su iluminación por tecnología LED. También incorporó unos 700 paneles solares.

Datos

El Super Bowl, el evento deportivo más importante del fútbol americano que se realizó el domingo pasado, generó una baja del 5% en el consumo eléctrico de Estados Unidos. Así lo señaló un estudio del medio especializado Opower. Según el Washington Post, se debe a que las familias norteamericanas se concentran en un sólo dispositivo electrónico durante las cuatro horas que dura el evento: el televisor. Los millones de personas que dejan de hacer otras cosas para ver el Super Bowl dejan de consumir electricidad, lo que hace que su demanda baje en relación al promedio de un domingo en ese rango horario.
Lo curioso es que, mientras baja el consumo de kilowatt, sube de forma marcada el de cerveza y snacks de todo tipo. Está estudiado que durante el show deportivo, se venden 325,2 millones de galones de alcohol y 1.200 alitas de pollos, según Men’s Fitness. Se trata de un monto muy superior al promedio de un domingo, de acuerdo al trabajo.
Pero no solo bajó el consumo de los hogares, sino del gigantesco estadio que albergó el partido de fútbol americanos que finalmente ganaron los Patriots.
El NRG Park en Houston, instaló 65.000 luminarias LED que permitieron reducir el consumo en iluminación un 60%, según explicaron los organizadores. Por otro lado, todas pantallas y displays del centro deportivo incorporaron esa misma tecnología, lo que también colaboró en bajar los costos.
A su vez, los dueños del estadio sumaron 700 paneles solares de autogeneración y un parking especial para vehículos eléctricos.
El megaestadio donde se jugó el partido, en Houston, cambió toda su iluminación por tecnología LED. También incorporó unos 700 paneles solares.

Comentarios


El Super Bowl: la energía que cambia por cerveza