El superávit fiscal comienza a tener problemas

Llegó a los 2.600 millones con un aporte del Banco Central de unos 800 millones. Los gastos siguen creciendo por encima de los ingresos, ecuación que no puede sostenerse en el tiempo.



BUENOS AIRES.- El sector público nacional registró en junio un superávit primario de 2.649,3 millones de pesos, un 15,1% más que en el mismo mes del año pasado. En este anunció oficial contempla la transferencia de cerca de 800 millones de pesos del Banco Central (BCRA) al Tesoro en concepto de utilidades (ver aparte), por lo que sin computar este movimiento interno los números del superávit se encontrarían por debajo de mayo del 2007.

Los datos oficiales muestran que existió un aumento del gasto por pago de subsidios superior al de los ingresos, según las cifras que anunció ayer el ministro de Economía, Carlos Fernández.

De acuerdo a las cifras oficiales los ingresos subieron 28,4% (a 18.947,3 millones de pesos), mientras que los gastos crecieron 31,7% (a 15.945 millones).

El resultado del ejercicio fiscal del sector público fue informado en una conferencia de prensa que Fernández ofreció junto al secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, en la que no se permitieron preguntas.

El aumento del gasto se explica por las mayores erogaciones en subsidios, jubilaciones y remuneraciones. Fernández explicó que "los subsidios para el sector energético, el transporte y los alimentos subieron 57,4% en relación con el mismo mes del año pasado y explican el 36% del aumento total del gasto".

En tanto, el pago de jubilaciones creció en el orden del 35% y representa cerca de la mitad de la suba del gasto. A su vez, un 12% es consecuencia de aumentos salariales en el sector público. La falta de preguntas privó a la prensa de solicitarle a Fernández un detalle de los fondos que fueron destinados al pago de subsidios en cada uno de los sectores y cómo pretende el gobierno mantener este crecimiento sobre los subsidios en el tiempo. Esto muestra a las claras que los números no están del todo en orden. La falta de transparencia en las cuentas fiscales preocupa también a los analistas económicos.

En otro orden, las estadísticas muestran que el superávit financiero de junio -luego del pago de intereses de la deuda pública- fue de 1.258,5 millones de pesos, un 14,3% más que en igual mes del 2007. Al cierre del primer semestre, el superávit primario se ubicó en 20.309,5 millones de pesos, lo que implica un alza de 41,8% por encima del obtenido en el mismo mes del año pasado. Fernández puntualizó que los ingresos subieron 38,1%, hasta llegar a 103.553 millones, mientras que los gastos treparon 37,4% (a 83.544 millones de pesos). (DyN/Redacción Central)


Comentarios


El superávit fiscal comienza a tener problemas