El superávit fiscal de julio alcanzó los $1.836 millones

Fue por a una recaudación superior a los 10.000 millones. En los primeros siete meses, el ahorro alcanzó los 13.426 millones, unos 800 millones por debajo de lo presupuestado para el 2005.

BUENOS AIRES.- Las cuentas del Estado Nacional cerraron julio con una ganancia de 1.836,8 millones de pesos, resultado obtenido luego de haber registrado una recaudación por encima de los 10.000 millones de pesos, informó ayer la Secretaría de Hacienda.

De esta manera, las cuentas de julio cerraron un 11 por ciento por sobre los 1.656 millones obtenidos en igual mes del año pasado, mientras que la inflación fue del 9,6 por ciento en esos 12 meses.

Con los datos en la mano, en la cartera que dirige Carlos Mosse se encargaron de destacar que, más allá de que las cifras de julio están por encima de la inflación, «lo cierto es que se mantiene un gasto equilibrado ante ingresos sostenidos, y no hay desborde en las erogaciones, como plantean algunos economistas». Para avalar ese punto destacan que, en siete meses, el Estado Nacional obtuvo una ganancia de 13.426 millones de pesos, cuando lo proyectado para todo el año alcanza a 14.200 millones. Si bien las proyecciones estiman que el mes que viene ya se había consolidado toda la ganancia anual comprometida, lo cierto es que desde Hacienda esperan una baja estacional de los ingresos, y que los gastos se incrementen a la par.

En medio de estos cálculos, el ministro de Economía, Roberto Lavagna, enviará esta semana al presidente Néstor Kirchner el primer borrador del proyecto de ley de Presupuesto para el 2006 que contempla un superávit fiscal en torno a los 16.200 millones de pesos, un 3,2 por ciento del Producto Bruto Interno. La semana pasada, el ministro destacó que «el superávit fiscal es una herramienta fundamental de la política económica» y en este sentido -dijo- «haremos todos los recortes que tengamos que hacer» para mantenerlo, ante pedidos por encima de la pauta que sumaron los 30.000 millones de pesos.

El superávit, además de permitir las políticas sociales e impulsar las obras de infraestructura, resulta una pieza fundamental de la política de «desendeudamiento» qu lleva adelante el gobierno.

Sólo en concepto de pago de intereses, julio insumió 157,4 millones de pesos. Por el lado de los ingresos, el ministro recibió de la Asociación Empresaria Argentina (AEA) su apoyo a la aplicación de retenciones a las exporataciones, rechazadas principalmente por el sector agropecuario.

Las retenciones a las exportaciones «son necesarias para mantener un superávit fiscal alto», dijo la semana pasada el director ejecutivo de la AEA, Jaime Campos. Si bien reconoció que no es un impuesto que les guste a los empresarios, reconoció que éste es un momento difícil para eliminarlas. Campos dijo que «es fundamental mantener un elevado superávit y en la medida en que se permita, debería irse bajando el impuesto al cheque porque es distorsivo». Según el ejecutivo, el impuesto al cheque traba todas las actividades formales de la economía. Las declaraciones de Campos coincidieron con las de Lavagna, quien ratificó el compromiso del gobierno de ir bajando gradualmente el impuesto a las transacciones financieras. (Telam)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora