El 'Taladro' quiere ser copero



Banfield era más en todo los sectores del campo y por eso no extraño que a los 27 minutos aumentara la diferencia a través de Barraza, luego de una lucida maniobra de Bustos Montoya que prosiguió Palacio.

El local, por su parte, mostraba falencias en todas sus líneas, era impreciso en el traslado de la pelota y, por si fuera poco, no acertó en la única jugada de peligro que generó en la etapa, ya que Tilger, solo dentro el área, no pudo superar a Barboza, a la postre la figura el encuentro.

El ingreso de César Carranza en el segundo tiempo le dio más dinámica en la mitad de cancha a Nueva Chicago, que en este período pasó a defender con tres jugadores y adelantó a Huerta a la zona central.

Con sus limitaciones a cuestas el local fue una y otra vez y por momentos arrinconó a Banfield contra su área, pero careció de precisión para vulnerar a un sólido Barbosa, quien neutralizó no menos de cuatro situaciones claras de gol.

El visitante, en tanto, se replegó producto del empuje de su rival y cuando pudo también complicó de contraataque con Bustos Montoya, quien a los 15 minutos estrelló un cabezazo en el travesaño.

La búsqueda insistente de Chicago fue infructuosa. No supo cómo vulnerar a un 'taladro', que está como nunca y que por ahora está disfrutando de una realidad histórica: llegar a la Libertadores.

Durante el entretiempo, los hinchas locales insultaron y pidieron la renuncia del presidente de la entidad, Tito Guerra, mientras que el padre de Martín Mandra se tomó a golpes de puño con un par de plateístas en el momento que su hijo era reemplazado a los 36 minutos de la segunda etapa.


Comentarios


El 'Taladro' quiere ser copero