El talento de Porra para la levantada roja

Venía de estar libre y de dos caídas, pero superó al Pincha en Bariloche



#

Gentileza(Foto: El volante de Independiente marcó dos goles (ambos de tiro libre) y fue la figura. )

¿Puede la calidad individual de un jugador desequilibrar y determinar el rumbo de un partido? Sí, puede. Y eso está más que claro. Y, eso, fue lo que ocurrió en el Estadio Municipal de Bariloche entre Estudiantes e Independiente de Neuquén. Allí, Orlando Porra, el talentoso enganche del Rojo neuquino, se llevó todos los flashes, sobre todo porque en menos de 25’ liquidó el partido con dos joyitas: a los 7’, con un tiro libre precioso a la izquierda de Yorno y, luego, a los 23’, con otra perla de tiro libre, pero a la derecha del arquero. Así, Independiente rápidamente encarriló un partido en el que Estudiantes nunca supo encontrar los caminos. El 4-4-2 que planteó Muena, con Martínez-Ferrazo en el centro y Gómez-Pilcoman como dupla de ataque, nunca le resultó y benefició el juego del Rojo que se movió con soltura y sólo la pasó mal por momentos, como cuando Isern descontó de cabeza. Sin embargo, antes de que finalizara ese primer tiempo, Finessi volvió a estirar la ventaja y puso lo que sería la cifra definitiva. En el complemento, Muena intentó llegar aunque sea al empate por diferentes medios: primero sacó un volante de contención (Ferrazo) y puso un punta (Marcelo Sisto), pasando a Gómez a su posición natural. Luego incluyó a Sebastián Sisto por Azocar y lo mandó a volantear, para quedar con línea de 3 en el fondo, pero ni siquiera así pudo vulnerar la defensa del Rojo. La más clara ocurrió en tiempo de descuento, cuando Torrecillas sancionó penal para el Pincha (jugada en la que expulsó a Rolla), pero Peralta se lo atajó a Rogel. (AB)


Comentarios


El talento de Porra para la levantada roja