El TC 2000 tendrá que conformarse con lo que hay

No terminarán a tiempo las obras en la pista de Roca.



Los trabajos de ampliación en el autódromo roquense demandarán más tiempo de lo planificado en un principio, por lo que el TC 2000 tendrá que conformarse con utilizar el actual circuito en la prueba clausura de su certamen que tiene programada para el 4 de diciembre.

Las expectativas que generó la remodelación del trazado roquense llevaron a las categorías a mover las últimas fechas.

En principio, Roca tenía asignada la penúltima fecha para el 13 de noviembre, pero para permitir la culminación de la obra de ampliación se la cambió por la del 4 de diciembre.

Los trabajos venían lentos, particularmente por el gran movimiento de tierra que se está realizando para nivelar el terreno donde irá la parte nueva.

La inspección que realizó ayer Diego Mesa, uno de los responsables de los circuitos de la CDA, tiró por tierra la posibilidad de terminar la obra y sugirió utilizar el circuito actual, si es que el TC 2000 sigue con su idea de utilizar el circuito roquense.

Mesa aseguró que “no nos imaginábamos que el terreno era tan grande, engañaba al estar el trazado en el medio de tantos árboles. Acá se está haciendo un circuito nuevo, no es poca cosa, porque se cambiará hasta el sentido de giro”.

También se mostró entusiasmado con la obra, señalando que “habrá que verlo otra vez antes que comiencen a asfaltarlo, pero creo que quedará un dibujo muy divertido”.

Mesa sugirió algunos cambios en el plano original y justificó el cambio del sentido de giro, asegurando que “lo hicimos para que se puede aprovechar parte de lo que ya estaba, también pensando en la seguridad. ¿Se imagina lo que sería llegar al frenaje de la horquilla después de una recta de casi setecientos metros?”.

Mesa también visitó el terreno donde se podría construir el futuro autódromo de Cutral Co y el predio donde se encuentra el de Centenario.

“En Cutral Co vi el terreno, nada más. En Centenario conocí el actual circuito y dónde estaría el nuevo. En este último caso, lo único que me preocupa es el descampado del lugar. Esta es una zona de vientos y puede complicar. Igual, mi función es observar y sugerir. La gente del gobierno de Neuquén es la que tiene la última palabra. Ellos saben lo que pueden gastar y cómo, sólo tratamos desde la CDA de aportar nuestra experiencia”, comentó Mesa, quien confirmó que realizará un par de visitas más a la región para seguir el avance de los diferentes proyectos.

 

“Vamos a hacer el intento”

“El trabajo que tenemos por delante es enorme, sobre todo por el gran movimiento de tierra para nivelar el terreno en la parte donde irá la ampliación. Pero vamos a hacer el intento para responderle a la gente del TC 2000, que siempre confió en nosotros”, expresó el presidente de la AVGR, Jorge “Goyo” Martínez, después de recibir la visita de Diego Mesa, de la CDA.

El dirigente comentó que “hay mucho trabajo que lleva su tiempo, pero todas las partes involucradas en este proyecto tenemos la mejor predisposición”.

Acerca de la visita que realizó el “Pato” Mesa, el presidente de la AVGR destacó que “no pidió nada extraño. Tenemos un muy buen diálogo. Aportó su experiencia y nos dio algunas sugerencias para aprovechar de la mejor forma posible la ampliación del circuito. Habrá que extender treinta metros el paredón de boxes hacia la zona del curvón, y también se cambiará de ubicación la largada”.

En relación con la prueba del TC 2000 que está programada para el 4 de diciembre, Martínez señaló que “es difícil poder terminar la obra para esa fecha, pero vamos a hacer el intento. Es una categoría que en Roca siempre convocó a miles de aficionados. La verdad, necesitamos que vengan…”.


Comentarios


El TC 2000 tendrá que conformarse con lo que hay