El teatro y los pacifistas celebran



LONDRES.- Dramaturgos, directores teatrales y activistas contra la guerra saludaron la atribución el jueves del premio Nobel de Literatura al dramaturgo británico Harold Pinter, un “poeta del teatro” comprometido con los derechos humanos, que cumplió esta semana 75 años.

Mientras, en su casa de Londres el dramaturgo brindó al premio con una copa de champán con su esposa. “Es algo que no esperaba, en ningún momento”, dijo Pinter a los periodistas que lo acechaban en las puertas de su domicilio, cerca de Holland Park (centro), donde llegaban mensajeros llevando ramos de flores.

El dramaturgo Tom Stoppard, de 64 años, quien forma parte con Harold Pinter de la llamada generación de “jóvenes airados” que estremeció el teatro británico en la década de fines del 50 y 60, afirmó que ese galardón era “totalmente merecido. Como escritor, Harold Pinter ha sido consecuente durante 50 años”, agregó el autor de “Rosencrantz y Guildenstern están muertos”, punta de lanza de la vanguardia teatral británica.

Por su parte, el vocero de la Stop the War Coalition subrayó la contribución de Pinter al movimiento contra la guerra en Irak. “Estamos felices de que Harold Pinter ganara este premio”, dijo Andrew Burgin. La atribución del Nobel a Pinter “es importante porque refleja que las fuerzas que hablan en favor de la humanidad y de la justicia son las voces que el mundo quiere oír, y no las voces de los belicistas (George) Bush y (Tony) Blair.

Recordó que Pinter tomó la palabra, ante un millón y medio de personas, en la manifestación en Londres contra la guerra en Irak, que se veía venir.

(AFP)

Notas asociadas: Harold Pinter, un Nobel sorpresa  

Notas asociadas: Harold Pinter, un Nobel sorpresa  


Comentarios


El teatro y los pacifistas celebran