El temporal puso al desnudo la falta de infraestructura petrolera



#

ENERGÍA

Entre todas las amenazas y secuelas de la reciente tormenta de lluvia, se detectaron en la Cuenca del Colorado 154 puntos críticos donde las lluvias podrían provocar más derrames.

Esto obligará a las empresas (sobre todo a YPF y Chevron) a realizar obras de ingeniería para evitar consecuencias a lamentar en caso de temporal.

Hay que tener en cuenta que el 91 por ciento de los incidentes ambientales de la última década en la cuenca del Colorado fue por corrosión o falla en los materiales. Y no hay que olvidar que 20.000 litros de petróleo crudo contaminaron el suelo en el último derrame que afortunadamente no llegó al río.

En el suplemento Energía de la edición impresa del sábado, un amplio informe de estas zonas de riesgo.


Comentarios


El temporal puso al desnudo la falta de infraestructura petrolera