El titular de CN Sapag dijo que tienen obras licitadas por Sobisch

Negó favoritismo por la relación familiar con el gobernador

#

Archivo

Las obras viales son la especialidad de la empresa.

La difusión -el lunes- de los montos que la provincia de Neuquén destina a la obra pública y la participación que la empresa CN Sapag SA tiene en esos millonarios contratos, movilizó al titular de la firma, Elías Ezequiel Sapag, a tener una entrevista con “Río Negro”. Elías Ezequiel es el hijo menor de Carlos Natalio “Nuno” Sapag, fundador de CN Sapag SA y hermano del gobernador. El joven empresario sólo pidió una condición para la entrevista: “Nada de fotos”. Formado en administración de empresas, cursó sus estudios de grado en una universidad privada porteña y, luego de hacer un posgrado en finanzas, volvió hace una década a la provincia para ponerse al frente de la empresa familiar. A continuación, parte de la conversación: –¿Por qué no quisieron hablar con “Río Negro” cuando los consultamos para el informe? –Nunca recibimos sus llamados. –Dejamos media docena de recados en su empresa y hasta nos contactamos con gente ligada a su padre para poder tener la opinión de ustedes. –Nosotros tenemos nuestra principal base de trabajo en Plottier, no en Zapala, donde ustedes se comunicaron. Nos debemos haber cruzado con los llamados. –¿Cómo explican el salto de la participación de CN Sapag en la obra pública provincial? –Tuvimos un salto importante con obras financiadas con la emisión de bonos creados por el exgobernador Jorge Sobisch. Nada tuvo que ver Jorge Sapag con esto y todas las obras fueron adjudicadas luego de una transparente licitación pública. Por otra parte, la participación de nuestra empresa es minoritaria en las UTE mencionadas en el informe. –Pese a que sea minoritaria, los niveles de facturación crecieron en forma importante en 2010 respecto de 2006 y 2003, que son los años que se analizan. –Es correcto. Pero debe saber que la mayor parte de las licitaciones financiadas con los bonos de Sobisch fueron adjudicadas en 2007; por los tanto no es ilógico que salten los niveles de facturación a partir de 2008. –Resulta extraño que en la transición política del MPN, con la salida de Sobisch y la entrada de Sapag, justo en ese momento se lancen los bonos para hacer la obra pública que usted menciona. Se puede interpretar esto como un acuerdo político donde los fondos públicos vuelven a estar en el centro del debate. –Ésas son todas fantasías que ustedes elucubran. Todos estos comentarios nos desmotivan mucho por que la verdad es que hacemos un esfuerzo muy grande con el grupo de gente que da vida a la empresa. Hoy somos la única firma neuquina que tiene inserción en el mercado vial nacional, competimos y nada tiene que ver esto con el gobernador Sapag. Pareciera que nuestro gran pecado es llevar el apellido Sapag. No podemos ser cuestionados por eso. Miren nuestras obras, la calidad con que trabajamos y si existen quejas por ellas. Hace más de 40 años que estamos instalados en la provincia aportando en este rubro. –Vuelvo al inicio de esta charla. ¿Como se puede interpretar este salto en la facturación de una empresa? –Es una relación causa-efecto. Ganamos la licitación en la gestión Sobisch y se factura en la de Jorge Sapag. –Pero antes la provincia destinaba fondos para la obra pública por otra vía y la participación de CN Sapg era mucho menor. ¿Cómo se explica? –Porque los bonos de Sobisch apuntaban a obras sobre las que nosotros nos especializamos. Pero siempre fuimos, en mayor o meno medida, contratistas del gobierno provincial. –¿Me puede decir cuánto facturó CN Sapag en 2010? –Prefiero no dar a conocer esos números públicamente.


Comentarios


El titular de CN Sapag dijo que tienen obras licitadas por Sobisch