El titular de Desarrollo Social supo todo el lunes



Al caer la tarde del lunes, Daniel Sartor supo que las horas de Patricia Bullrich como ministra de Seguridad Social corrían con descuento.

Tan seguro estaba de cómo discurriría ese proceso, que algunos de sus hombres de mayor confianza deslizaron el alejamiento a un reducido abanico de planos de la política rionegrina. Pero lo hicieron con la suficiente dosis de términos crípticos que -quien se interesó por el tema -, debió acudir a otras fuentes nacionales en procura de mayor luz.

Pasadas las 20, un profesional vinculado a los análisis políticos de los cuales se nutre la SIDE, señaló dos cosas a este diario:

• Una : La ministra había sido “zarandeada” por Chrystian Colombo bajo una consigna única: “No crearle problemas al presidente planteando conflictos en el gabinete”.

• Dos: Tras las declaraciones de Bullrich sobre el destino que quería para Trabajo y Desarrollo Social, “habló “la voz” de lo que queda con poder dentro del radicalismo, desde donde se le emitieron señales al presidente de lo poco aconsejable que era que dos hombres del partido se fueran del gabinete. Sartor no se ha quejado, pero Dumón sí. Y si bien Dumón no tiene poder dentro del partido, es algo más que un cuadro político para todas las filas del radicalismo”. (Por “la voz” los radicales entienden desde tiempos de Yrigoyen a los intereses permanentes de la fuerza)

– Ni De la Rúa ni Colombo cuestionan el contenido de lo dicho por Patricia, pero marcan diferencias con el procedimiento utilizado para manifestarlas.

Pasadas las dos de la madrugada de ayer, la fuente se comunicó de nuevo con este diario.

– Patricia entendió el mensaje: o más encuadramiento o se tenía que ir. Eligió esto último – comentó.


Comentarios


El titular de Desarrollo Social supo todo el lunes