El "Tolo" prende velas y espera

Le preocupa más la lesión de Angel que la de Aimar, ambos en sus seleccionados




Más allá de que Juan Pablo Angel y Pablo Aimar hayan mostrado una notoria mejoría en sus molestias físicas y que por ende estén bajo las órdenes de los entrenadores de Colombia y Argentina, respectivamente, el cuerpo técnico de Ríver Plate está más preocupado por el estado de salud del delantero colombiano que por la del volante argentino.

Es que Angel, a quien lo venían cuidando desde hace más de un mes por un problema en la rodilla izquierda y que recién el sábado pasado iba a jugar un tiempo (el segundo) frente a Newell"s -algo que finalmente no ocurrió, ya que el encuentro se suspendió a los 31 minutos de la primera etapa-, hoy será titular cuando Colombia visite a Brasil y esto causó cierto malestar en el cuerpo técnico "millonario".

Por el lado de Aimar -con pubialgia-, quien es casi un hecho que no jugará desde el inicio ante Chile, la preocupación es mucho menor, ya que el doctor Seveso aseguró que el volante está "mucho mejor" físicamente.

Ayer, diez jugadores por distintos motivos no asistieron al entrenamiento que el plantel realizó en el estadio con miras al partido del domingo, como visitante, frente a Rácing.

Gallego no contó con Roberto Bonano, Diego Placente, Eduardo Berizzo, Ariel Ortega, Aimar, Andrés D"Alessandro, Pedro Sarabia, Mario Yepes y Angel, todos afectados a distintos seleccionados.

A la lista se le agregó Eduardo Coudet, quien sufrió el fallecimiento de su padre y recibió autorización de Gallego para no asistir a la práctica.

El equipo realizó ejercicios sin exigencias, movimientos tácticos y físicos, y hoy volverá a entrenarse desde las 9.30.

Por su parte, los rumores acerca de las transferencia de Aimar y Saviola al Barcelona resurgieron entre los dirigentes de Ríver a partir de distintas informaciones aparecidas en Europa.

La crisis futbolística que vive Barcelona abrió la posibilidad de que ambos jugadores -como ocurrió meses atrás-, se incorporen al club catalán en diciembre.


Comentarios


El «Tolo» prende velas y espera