El trágico antecedente





El 12 de septiembre se cumplirán nueve años del incendio del antiguo hospital, que había sido inaugurado en 1977 y se encontraba en mal estado. Tras una fuga de gas, la sala de internación se quemó por completo. Esta era casi en su totalidad de madera, lo que facilitó el avivo de las llamas. Desde aquel trágico incidente afloraron con más fuerza los pedidos de la comunidad por nuevas instalaciones. Inmediatamente después del incendio los vecinos se movilizaron y juntaron firmas para la creación de un nuevo nosocomio, con la premisa de que no sea “descartable”. El pedido del pueblo no fue atendido por algunos años. Recién en noviembre de 2006, el entonces gobernador Jorge Sobisch, anunció las obras. La concesión se adjudicó a la empresa Alusa SA, con un presupuesto de más de ocho millones de pesos y un plazo de finalización de 420 días, plazo que claramente excedió lo pautado. El golpeado sistema sanitario local funcionó por largo tiempo en las precarias instalaciones que aún quedaban del viejo hospital. El 15 de febrero del 2011, Jorge Sapag finalmente inauguró el nuevo edificio.


Comentarios


El trágico antecedente