El triplete de andy

<b>Murray derrotó al español David Ferrer y se quedó con la corona en Shanghai, igual que en Bangkok y Tokio. Histórico: Federer se cayó del ‘top 3’.</b>



#

La relevancia de lo que conquistó ayer Andy Murray en el Masters 1000 de Shanghai quedó reflejado en estas sentidas palabras que ofrendó ante una multitud que escucha expectante y respetuosa: “Aún no tengo garantizado que cerraré el año en el tercer lugar. Tengo que ganar más partidos. Pero si puedo terminar adelante de Federer en un año, pues son muy pocos los que pueden presumir de ello en los últimos cinco, seis o siete años’’.

Más noticia que la victoria en esta final del británico ante David Ferrer, por 7-5 y 6-4, es que el suizo de buenos modales, 30 años y una muñeca de otro planeta dejará el ‘top 3’ del tenis mundial por primera vez en ocho años.

Otra novedad que a esta altura no es tan novedosa: Federer completará su primera temporada sin un título de Grand Slam desde 2002, aunque todavía le quedan puntos para defender tras haber ganado la Copa Masters en Londres el año pasado.

A la inversa, Murray considera que la brecha que lo separa de los dos primeros -Novak Djokovic y Rafael Nadal- es cada vez más corta.

“No estoy tan lejos’’, dijo. “Lo único que debo hacer es jugar mejor. No hay más nada que decir. Le puedo ganar a Rafa. Le puedo ganar a Novak. Tengo que jugar mejor contra ellos en los partidos de cinco sets’’.

El español Ferrer llegó a la final con remontadas en los tres partidos anteriores, luego de perder el primer set. Pero no pudo contra Murray, a quien nunca ha podido doblegar en canchas duras.

Murray atrapó su octavo título de un torneo de la Serie Masters y el segundo del año tras Cincinnati.

Además, lleva 25 partidos ganados de los últimos 26 que jugó desde agosto en adelante -perdió en las semis del US Open frente a Nadal- y se convirtió en bicampeón en Shanghai.

También sumó su tercer trofeo en igual cantidad de semanas en la gira asiática, ya que venía de vencer en Bangkok y Tokio.

“Esta es una de las mejores rachas de mi vida”, dijo Murray, que suma ya 21 títulos en 30 finales y que ahora se convertirá nuevamente en número 3 del planeta, relegando nada menos que a un Fededer que no abandonaba el ‘top 3’ desde el 23 de junio de 2003, justo antes de quedarse con su primera corona de Wimbledon.

“Mi objetivo para el año no era terminar delante de Federer o ser tercero”, admitió Murray. “Quería terminar más alto todavía”. Pero ante el avance imparable del serbio Novak Djokovic, que ya tiene asegurado el número uno del mundo a fin de año y se llevó tres de los cuatro Grand Slams de la temporada, Murray se fue proponiendo objetivos más “modestos”.

El escocés cerrará la temporada sin saldar su gran cuenta pendiente: el primer Grand Slam.

“Tuve algunas chances en Wimbledon. Pero en el US Open terminé más desilusionado por la manera en que estaba jugando”, quien llegó en 2011 a las semifinales de los cuatro grandes. Pese a no haberlo logrado, la receta es clara para Murray. “Sólo tengo que jugar mejor, no hay mucho para decir”, analizó.

“Puedo ganarle a Rafa, puedo ganarle a Novak. Sólo tengo que jugar mejor contra ellos en partidos a cinco sets”, aclaró.

Para ello, Murray decidió seguir los pasos de Djokovic y al igual que el serbio inició una dieta libre de gluten que le trajo resultados espectaculares después de Wimbledon. Con Federer por detrás y un gran nivel de juego en el cierre de la temporada, Murray puede ir, ahora sí, a la caza de Djokovic y Nadal.

“Aún no tengo garantizado que cerraré el año en el tercer lugar. Tengo que ganar más partidos. Pero si puedo terminar adelante de Federer en un año, será algo de lo que pocos pueden presumir”. A. Murray


Comentarios


El triplete de andy