El TSJ designó 60 funcionarios en un año

Esa facultad la tiene el Consejo de la Magistratura. Pero el cuerpo recién comenzó a funcionar.



#

Los integrantes del Consejo de la Magistratura asumieron la semana pasada. Los nombramientos del Tribunal, un tema pendiente.

NEUQUEN (AN).- La Constitución provincial reformada, de cuya entrada en vigencia se cumplió ayer el primer aniversario, le quitó al Tribunal Superior de Justicia la atribución de proponer candidatos a jueces y de designar en forma directa a fiscales y defensores.

Esa facultad recayó en el Consejo de la Magistratura, que se constituyó formalmente la semana pasada.

Sin embargo, desde marzo del año pasado hasta ahora, el Tribunal designó alrededor de 60 funcionarios, algunos de los cuales ingresaron como prosecretarios pero cumplen funciones de fiscales y defensores, aunque como adjuntos.

De acuerdo con la información que pudo obtener “Río Negro”, los nuevos funcionarios ingresaron por concurso para trabajar en juzgados, fiscalías y defensorías de todos los fueros, en Neuquén capital y en el interior.

Por su categoría son prosecretarios, y su nombramiento quedaría excluido de las funciones otorgadas al Consejo de la Magistratura. Pero algunos de ellos, por su función son miembros de los ministerios públicos.

El artículo 251 de la Constitución provincial reformada señala que una de las atribuciones del Consejo es “seleccionar mediante la realización de concursos públicos y abiertos de antecedentes y oposición (…) a los candidatos a jueces y funcionarios del ministerio público”.

Los fiscales y defensores adjuntos son miembros del ministerio público, a tal punto que tienen prácticamente las mismas atribuciones.

En abril del año pasado, un grupo de diputados de la oposición denunció esta práctica por parte del TSJ.

Quien entonces ejercía la presidencia del cuerpo, Felipe Cía, la defendió argumentando que los nuevos funcionarios tienen jerarquía de prosecretarios, sin importar la función que efectivamente cumplen.

Ahora el debate renacerá. El consejero Hugo Altamirano confirmó a “Río Negro” que “el tema ya se estuvo conversando, y seguramente estará incluido en el reglamento del Consejo de la Magistratura”.

Explicó en ese sentido que “para el Tribunal Superior, el adjunto no es fiscal ni defensor porque no tiene esa jerarquía ni cobra como tal.

Pero si cumple la función de fiscal o defensor, creo que tiene que ser designado por el Consejo de la Magistratura”.

Antes de perder su atribución, el TSJ protagonizó una frenética designación de magistrados y funcionarios llegando a nominar a una decena de candidatos en pocas horas.

De acuerdo con un informe oficial, durante 2005 la planta de personal del Poder Judicial incorporó 59 nuevos magistrados, funcionarios y jueces de paz. Desde que asumieron los nuevos vocales en febrero de 2004, la cantidad de jueces, fiscales y defensores se incrementó en 85% hasta llegar a representar el 28% del total del personal. Dos años antes era el 22%.

La agresiva política de designaciones fue posible además porque el bloque de legisladores del Movimiento Popular Neuquino les prestó acuerdo, casi sin excepciones, a todos los candidatos a jueces que fueron propuestos.


Comentarios


El TSJ designó 60 funcionarios en un año