El tubo de rayos catódicos, casi en el olvido



NEUQUÉN (AN).- El tradicional televisor de tubo, que hace tan sólo cuatro años alcanzó el récord de ventas en la ciudad de 200 unidades por día, es un formato que actualmente no sólo registra un ínfimo nivel de ventas, sino que se encuentra prácticamente a un paso de quedar fuera del mercado de los televisores. Estos televisor de pantalla plana o convencional, corresponden al tipo de tubo de rayos catódicos, un sistema que está dando sus últimos pasos en una larga trayectoria y que luego de ser sustituido por las pantallas de plasma, encuentra hoy en el LCD y el LED a sus casi cantados reemplazantes. “Ya nadie lleva televisores de tubo y los pocos que se venden son los ultra slim que son muy parecidos a un LCD”, aseguró el gerente de Lucaioli, Norberto Pérez, quien reveló que en su local se comercializan por día hasta 50 pantallas de LCD, la misma cantidad que en los meses previos al anterior Mundial de Fútbol se vendían en todo un mes en todos los comercios del rubro de la ciudad. El cambio tecnológico se potencia en gran parte en las nuevas alternativas de televisión de alta calidad que ofrecen algunas compañías de televisión paga, servicio que registra un crecimiento exponencial en el último mes de la mano de la venta de las pantallas especialmente preparadas para poder disfrutar de esa nueva calidad de imagen.


Comentarios


El tubo de rayos catódicos, casi en el olvido