El turismo, una preocupación



LONCOPUÉ (AZ).- La inminente llegada de la temporada turística invernal es mirada con preocupación por las autoridades y empresarios del sector, a partir de la emergencia desatada por la inminente erupción del volcán Copahue. A la alegría que representa la caída de nieve en forma anticipada se suma la incertidumbre que genera el comportamiento del volcán. “Si tiene que entrar en erupción que lo haga ahora, así nos permite trabajar tranquilos este invierno. Tenemos muchas expectativas”, se sinceró anoche un referente de la actividad en diálogo con “Río Negro”. Más optimista se mostró el intendente Oscar Mansegosa, quien vaticinó que “en unos días vamos a estar preparando la temporada en pleno en Caviahue, esta nevada no hace más que confirmar nuestras previsiones de que tendremos un invierno”. Además, el jefe comunal recordó que “para nosotros es la base de la economía y la esperamos con los brazos abiertos”. A su turno, el gobernador Jorge Sapag pidió “no estigmatizar el destino turístico”, al recordar una publicación que daba cuenta sobre la suspensión de clases en la provincia. “Hay que tener cuidado, porque podemos estigmatizar a la misma provincia de Neuquén. Es un destino turístico y una temporada de invierno, viene la temporada en toda la zona cordillerana, estamos preparándonos con un excelente pronóstico de buenos resultados, en lo que hace a lo climatológico con nieve, y a lo turístico”, manifestó. Lo cierto es que, más allá de atender la emergencia, las autoridades no dejan de prever lo que podría suceder en las próximas semanas, en las que debería abrir sus puertas el centro de esquí y los establecimientos hoteleros y gastronómicos que dan trabajo a cientos de personas.


Comentarios


El turismo, una preocupación