El último destino de Eluana

La mujer en coma será trasladada a un hospital. Allí podrá morir como lo solicitó su padre.



#

Los expertos estiman que podrían pasar 15 días hasta que muera y se subraya que no sufrirá.

ROMA (DPA).- Eluana, la mujer italiana en coma irreversible desde hace 17 años, fue trasladada a un hospital donde podrá morir, tal como ha solicitado su padre y decidido la Justicia del país. Eluana Englaro, de 38 años, fue transportada desde una clínica en Lecco, Lombardía, a un asilo de ancianos en Udine. Allí se le retirará la sonda por la que es alimentada de forma artificial. Los expertos estiman que podrían pasar 15 días hasta que muera, aunque se subraya que no sufrirá. El caso ha desatado de nuevo el debate sobre el derecho a morir en Italia.

La Iglesia de la región anunció que habrá vigilias frente a la clínica. Ya antes de la partida de la ambulancia del otro hospital hubo protestas, y a su llegada en Udine los manifestantes llevaban pancartas con textos como “¡Despierta, Eluana, quieren asesinarte!” “Detengan esa mano asesina”, protestó el ministro de Sanidad del Vaticano, el cardenal Javier Lozano Barragán.

Retirar la alimentación artificial es “como un asesinato digno de aborrecer”, según el religioso. El papa Benedicto XVI se manifestó una y otra vez contra el derecho a morir, que en su opinión es la “solución equivocada” y equivale a la eutanasia activa. Eluana entró en coma en 1992 tras un accidente de coche. Su padre luchó durante años judicialmente sin éxito para que se interrumpiera la alimentación artificial que recibe su hija. En noviembre pasado el Tribunal Supremo de Italia le dio la razón y confirmó en última instancia el fallo de una corte de Milán que establecía que se interrumpiera la alimentación. La mujer no pudo ser admitida sin embargo en otra clínica privada de Udine ni en un hospital público de Lombardía que se había manifestado dispuesto a dejarla morir porque el Ministerio de Salud del gobierno de Silvio Berlusconi amenazó con retirarles los fondos públicos y otras represalias. Mientras que los políticos de izquierda pidieron respeto por el sufrimiento de la familia, el ministro de Salud italiano, Maurizio Sacconi, anunció que se está estudiando que al fallo no le falte base legal. Hasta último momento Sacconi intentó por decreto y con amenazas de retirar fondos que se llevara a cabo la orden judicial.

“El problema decisivo es el cumplimiento del deseo del paciente”, comentó Eugen Brysch, del “Movimiento Hospicio”, un grupo que defiende el derecho a una muerte digna. “Necesitamos en Italia, en Alemania y en toda Europa una ley que establezca el procedimiento para establecer los deseos del paciente”, según Brysch. De lo contrario, se corre el peligro de que se decida en base a criterios personales y también de la eutanasia.

El padre de Englaro siempre subrayó que antes de su accidente Eluana le dijo que si alguna vez los médicos declaraban que estaba en un caso así, “irreversible”, prefería morir. La eutanasia, tanto activa como pasiva, está prohibida en Italia. Pero los límites de la ley no están claros. Por eso se está debatiendo la adopción de una nueva ley.


Comentarios


El último destino de Eluana