El único dinosaurio que no se extinguirá

El agente secreto James Bond es un dinosaurio que sobrevivió a los cambios políticos, sociales y económicos de los últimos años en el mundo. Ha debido ir adaptando su imagen pero su esencia se mantiene. Lo acompañan bellas chicas y siempre gana. Esa es su fórmula

El intérprete de Shakespeare Timothy Dalton quería hacer «un ser humano» de la máquina de matar a prueba de balas. Y el actual 007, Pierce Brosnan, simplemente quiere interpretar al «héroe máximo».

James Bond es un guerrero frío que se quedó sin misión tras la caída del Muro de Berlín. Desde entonces, lucha contra terroristas islámicos en Afganistán o contra la mafia en Rusia, pero en palabras de su jefe «M» es un «dinosaurio» de una época gris que ya quedó en el pasado.

«Discutimos sobre si Bond debería ir tras la pista de Bin Laden», cuenta Brosnan sobre la más reciente película, «Die Another Day». Pero parece no ser tan fácil. Una mezcla tal de realidad y ficción hubiera sido un riesgo innecesario para los productores.

A la pregunta de cuánto influyó el 11 de septiembre en las películas de Bond, el director Lee Tamahori dijo: «Ya ninguno de los personajes muere quemado».

Un buen Bond, se dice, depende de su antagonista. Son legendarios los malvados de las primeras películas: Ernst Stavro Blofeld con su gato blanco sobre el regazo, la asesina de la KGB Rosa Klebb y lógicamente Auric Goldfinger. Los diálogos de aquel entonces eran más o menos así: «Usted espera de mí que hable» – «No, señor Bond, espero que se muera».

«James, ¿qué ha pasado contigo?», se preguntaría Mrs. Moneypenny. El feminismo, el sida, la vida natural y la corrección política alteraron todo lo que le divertía al agente secreto.

Ahora debe ser fiel al menos durante el transcurso de una película, renunciar a los cigarrillos e incluso tomar agua mineral. Y su mayor humillación: su nuevo jefe es una mujer.

Pero hay una cosa que no cambió: Bond tiene bellas mujeres, coches veloces y armas mortales.

Y siempre gana. Justamente ése es el secreto de su éxito, opina el escritor italiano Umberto Ecco.

Todo el mundo conoce las reglas del juego y puede opinar. Las «variaciones mínimas a través de las cuales el triunfador llega a su meta» son las que le dan la mayor satisfacción a los seguidores de este personaje.

(DPA)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora