El Valle Medio se quedó sin transporte interurbano

Era el único servicio regular entre las localidades de la zona



CHOELE CHOEL (AVM).- Como una maldición que se repite cíclicamente, el Valle Medio volvió a quedarse sin transporte interurbano. Ayer, sin aviso previo -y aparentemente en forma definitiva- los colectivos de la empresa concesionaria no salieron a la ruta y serían al menos nueve personas que podrían quedarse sin trabajo.

Si la firma no vuelve a la actividad, además de los cientos de vecinos que no saben cómo llegar al trabajo a horario sin tener que aumentar su presupuesto en viajes, habrá otros tanto que deberán gastar mucho más para los múltiples trámites que es necesario hacer. La causa es que la mayoría de las oficinas públicas y bancos atienden sólo en Choele Choel.

Cabe acotar, que los colectivos de larga distancia, no levantan pasajeros entre localidades.

El tema no es menor. Es que se trata del único servicio regular interurbano. Trabajadores, estudiantes y vecinos que viajan a hacer trámites a Choele Choel, desde Chimpay, Belisle, Darwin, Beltrán, Lamarque y Pomona, no tienen ahora otra alternativa para viajar que los taxis. Naturalmente el precio es otro, salvo que estén dispuestos a esperar que aparezcan otros vecinos y así completar los cuatro pasajeros del “viaje compartido”, entre quienes se dividirá el costo. Para regresar, la historia es similar. A su vez, el taxi, recaudará el doble que si hubiera sido contratado para ir y volver con un mismo pasaje.

La historia se repite. Hace alrededor de 10 años, el servicio de transporte interurbano ha sido irregular en la zona. En aquellas épocas, la por entonces cooperativa de Transportes el Valle prestaba ese servicio. Las quejas de los usuarios no eran pocas. Coches deteriorados que quedaban casi siempre a mitad de recorrido, hicieron que la entidad perdiera la posibilidad de continuar.

Más tarde, en 1999, provisoriamente llegaron algunos colectivos desde San Antonio Oeste, hasta que se realizara la licitación definitiva. Eso sucedió y la adjudicataria fue Vía Bariloche.

A poco andar, apareció el primer problema catalogado como “competencia desleal”. Los taxis realizaban el recorrido minutos antes que el transporte interurbano invitando a los pasajeros a un “viaje compartido” al mismo precio que el colectivo pero “te dejamos en la puerta de tu casa”. Ahora al no haber colectivo, no hay gente en las paradas y tampoco recorrido de los coches de alquiler.

A raíz de ello varias veces vinieron a la zona los inspectores de transporte, a tratar de impedir que los taxis salieran de la localidad con pasajes interurbanos, hecho que trajo abundante polémica, y hasta un corte de ruta encabezado por los choferes.


Comentarios


El Valle Medio se quedó sin transporte interurbano