El 'valor agregado' de la Fiesta de los Jardines

El trabajo y cariño de organizadores, fundamentales.



VILLA LA ANGOSTURA (AVLA) – Dedicación, trabajo y cariño por el pueblo es el valor agregado que muestra esta VII Fiesta Provincial de los Jardines que tuvo ayer uno de sus momentos culminantes, con el desfile de carrozas, y que el viernes cerró la velada con una aplaudida actuación de los hermanos Pablo y César Bongiovanni.

Anoche, al cierre de esta edición, el jurado, integrado por representantes de todos los sectores que organizan el evento se aprestaba a entregar los premios a los jardines más cuidados y luego haría lo propio con las carrozas, autos, jinetes y bicicletas que participaron en el desfile.

El palco, para este caso, se ubicó sobre el bulevar Nahuel Huapi, que estuvo vedado al tránsito desde temprano, lo mismo que la avenida Arrayanes. Por ambas vías circuló la caravana, cuyo recorrido fue seguido desde ambas aceras por numeroso público que se apostó temprano en cuanto lugar favoreciese la visión. Confiterías con terraza, el declive estratégico de la plaza San Martín y por supuesto las veredas y el jardín central de la calle principal sirvieron para que nadie perdiese detalle.

Instituciones y juntas vecinales aportaron su creatividad en carrozas y el simple vecino lo hizo a través de su auto engalanado, o con sus hijos pequeños en cochecitos y rodados decorados con flores o remedando animalitos propios del jardín o de la fauna de esta localidad y sus alrededores.

Uno de los trabajos que más demostraciones de simpatía despertó fue el de Traulén, la entidad que integra a personas con capacidades diferentes. A bordo iban no sólo los alumnos -caras conocidas en la Angostura- sino también profesores y padres que colaboran con la institución. También fueron muy aplaudidas las carrozas de los barrios El Mallín y Cumelén, ambas con niños disfrazados para la ocasión. Y por su elaborada factura, otra qu provocaba admiración era la que reproducía con exactitud la zona de bahía Brava.

En esta edición, el acompañamiento musical de la Banda de la Escuela Militar de Montaña de Bariloche contribuyó a dar relieve y entusiasmo al paso del convoy. Los músicos, ubicados frente al palco y a la altura del edificio de Gendarmería interpretaron temas del folklore nacional para beneplácito también de quienes prefirieron quedarse en la plaza de los Pioneros para disfrutar de la feria o de la exposición rural.

El espectáculo del viernes transcurrió con varios números de danzas a cargo de agrupaciones locales y concluyó con la presentación de Pablo y César Bongiovanni. Los hermanos, que también estuvieron en la edición del año pasado, demostraron que se han hecho amigos de la comunidad angosturense que los recibió y despidió con gran calidez. Mucho del oficio de estos trabajadores de la música está en juego para el logro de tal aceptación.

Más información

Sara, pluma por pluma en la gran feria

El último día, desde temprano

Más información

Sara, pluma por pluma en la gran feria

El último día, desde temprano


Comentarios


El 'valor agregado' de la Fiesta de los Jardines