El Vaticano intercederá por la iraní condenada



CIUDAD DEL VATICANO.- La Santa Sede insinuó que usará sus canales diplomáticos de trastienda para intentar salvarle la vida a una viuda iraní, sentenciada a morir a pedradas por adulterio. En su primera declaración sobre el caso, que ha captado interés en todo el mundo, el Vaticano también condenó a la lapidación como una forma particularmente “brutal’’ de aplicar la pena de muerte. El vocero del Vaticano, el padre Federico Lombardi, dijo que la Iglesia Católica se opone en general a la pena de muerte. Sakineh Mohammadi Ashtiani fue condenada por adulterio en el 2006. En julio, las autoridades iraníes dijeron que no harían efectiva la condena por el momento, pero la madre de dos niños aún podría ser ejecutada en la horca. Su hijo, Sajad, le dijo a la agencia de noticias italiana Adnkronos que estaba apelando al papa Benedicto XVI y a Italia para que ayudarán a detener la ejecución. Lombardi indicó que la Santa Sede no había recibido una petición formal, pero dejó entrever que el Vaticano podría intentar salvar a Ashtiani mediante esfuerzos diplomáticos. El religioso señaló en un comunicado que la Santa Sede “está siguiendo el caso con atención e interés’’. “Cuando se le pide a la Santa Sede, de la forma apropiada, que medie en asuntos humanitarios con las autoridades de otros países, como ha sucedido en el pasado, no lo hace públicamente, sino a través de sus propios canales diplomáticos’’, indicó el vocero. En una de las encíclicas del difunto papa Juan Pablo II, publicada en 1995, se expresa claramente la oposición de la Iglesia Católica a la pena capital. (AP)


Comentarios


El Vaticano intercederá por la iraní condenada