El velo divide a los musulmanes de Francia, Por Hanns-Jochen Kaffsack:21-01-04



La creciente disputa por la planeada prohibición del velo islámico en las escuelas francesas causa una profunda división en el seno de la comunidad musulmana de este país europeo.

"Somos francesas y usamos velo", "mi cuerpo me pertenece, mi velo también" y "Jacques Chirac, no queremos esta ley", eran algunas de las leyendas y cánticos que las musulmanas francesas proclamaron en las manifestaciones organizadas en toda la república contra los planes del presidente.

Musulmanes moderados como el muftí de Marsella, Sohib Bencheikh, desautorizaron públicamente las protestas por temor a alimentar una "inquietante radicalización" entre los cinco millones de musulmanes asentados en Francia.

"La división entre Estado y religión no se negocia", con estas republicanas palabras el presidente Jacques Chirac lanzó hace tres meses el proyecto para prohibir el velo en los colegios. Una ley de unos pocos párrafos que rechaza la presencia de símbolos religiosos "exhibidos provocadoramente" en los establecimientos educativos.

Las manifestaciones de protesta también van en aumento en los países árabes, a medida que se acerca el día en que la Asamblea Nacional de París debe votar la ley. Los diputados franceses analizarán la controvertida iniciativa el 3 de febrero.

El muftí de Marsella ve en las protestas en Francia la mano de sectores radicales y seudorreligiosos. "Utilizan al velo como un 'caballo de Troya' para fortalecer en el país al islam retrógrado y político que tiene efectos desastrosos en las naciones árabes", afirma.

Según el religioso, la mayoría de los musulmanes franceses son moderados y actúan como una mayoría silenciosa. Pero en el Consejo Nacional Musulmán impulsado por el gobierno para que el islam tenga una representación unificada en Francia, los integristas están ganando influencia, apunta Bencheikh. Algunas mezquitas buscan consejo en personajes fundamentalistas, lamenta el religioso, que piensa renunciar a su cargo.

También el rector de la mezquita de París y presidente del consejo musulmán creado el año pasado, Dalil Boubakeur, hizo un intenso llamado para aislar a las manifestaciones contra la prohibición del velo. La razón: detrás de las protestas está el tunecino Mohamed Ennacer Latreche, el fundador de un grupo radical en Estrasburgo -el Partido de los Musulmanes de Francia- que semanas atrás volvió a llamar la atención con sus declaraciones antisemitas.

Latreche recibió apoyo de algunos imanes radicales de los suburbios parisienses, donde viven mayoritariamente los jóvenes musulmanes.

¿Existe entonces una conexión entre los integristas islámicos y la extrema derecha francesa? "Desde la primera Guerra del Golfo se han establecido contactos", indica Rachid Kaci, del partido gobernante UMP. El enemigo común es Israel, subraya.

Hasta ahora no ha habido una estrategia común entre el Frente Nacional de Jean-Marie Le Pen y los fundamentalistas, pero ambos sectores se oponen a la prohibición del velo. "Llevan adelante la misma lucha contra la república", advirtió el periódico liberal de izquierda "Libération". Los millones de musulmanes franceses podrían convertirse en peones de un perverso juego de intereses políticos. (DPA)


Comentarios


El velo divide a los musulmanes de Francia, Por Hanns-Jochen Kaffsack:21-01-04