El viaje simulado a Marte despertó celos y envidia

Estar sin luz natural ni aire fresco estresó a los tripulantes



1
#

2
#

Seis personas estuvieron “encerradas” durante 520 días.

MOSCÚ (AP).- Permanecer encerrados dentro de módulos hacinados y sin ventanas durante casi año y medio, bajo la vigilancia las 24 horas de varios científicos, fue un desafío muy duro para una tripulación internacional de seis investigadores que simularon una misión a Marte. Los conejillos de indias humanos, que completaron un viaje simulado de 520 días al planeta rojo, dijeron ayer que se ayudaron a sobrellevar el reto de la fatiga y el estrés del aislamiento con varios métodos simples: ejercitarse, leer libros y aprender idiomas, pero sobre todo mantenerse ocupados con el trabajo. La tripulación de tres rusos, un francés, un ítalo-colombiano y un chino pareció animada y feliz en su primera conferencia de prensa después de dejar su encierro el viernes pasado. Los científicos dijeron que el régimen de tanto tiempo sin luz natural ni aire fresco estresó a los miembros del equipo a medida que se cansaban cada vez más de la compañía de los demás. El reparto del trabajo suscitó numerosos conflictos, porque “algunos miembros de la tripulación tenían que trabajar mucho, mientras que otros se comportaban más a menudo de forma pasiva”, explicó un responsable científico del proyecto, Alexander Suvorov. También reveló que los seis voluntarios se mostraron celosos a propósito de los mensajes que recibían de sus allegados. A veces, “un miembro de la tripulación recibía más noticias de sus allegados y otro menos. Eso provocaba un ligero sentimiento de envidia”, dijo. Advirtieron, sin embargo, que los retos del aislamiento fueron más fuertes en esta misión simulada que en una real, debido a que este experimento careció de la euforia y el riesgo de un verdadero vuelo espacial.

El reparto de trabajo provocó conflictos.


Comentarios


El viaje simulado a Marte despertó celos y envidia