El viento del sur los unió en violín y piano





NEUQUEN (AN).-Poseen valor agregado. Esto significa que los dos concertistas que mañana estarán con los neuquinos, mostrando sus artes, tienen para su zona algo especial. Son norpatagónicos.

En contradicción con una larga tradición de «exportados de otras tierras», finalmente el aluvión de gente golondrina hizo su nido aquí y comenzó a dejar nacer sus pichones en esta porción del mapa, desde dónde se fueron formando hasta alcanzar un nivel que los habilita para salir airosos cuando se proponen algo.

Así, estamos asistiendo a los logros de toda una recién horneada camada de músicos neuquinos, que puja por mostrar con solidez su talento.

Mañana, a las 20.30, en el auditorio de la Fundación del BPN (Leguizamón 328), el violinista Marco Fatorello y el pianista Jonatan Vera se entregarán a dúo, en un repertorio basado en obras de Edward Grieg, Edward Elgar, Bela Bartok y Astor Piazzolla. Reformando la voz popular, veremos que «Dios los cría y el viento…» sureño los hizo coincidir en esta capital.

Son muy jóvenes, pero ya con toda una carga de experiencia.

Fatorello es neuquino de 24 años, formado en la escuela superior de Música y con perfeccionamiento junto a Esteban Prentky, Rafael Gíntoli y Janos Morel y desempeño en orquestas de Buenos Aires.

Desde el piano, levanta su pálido rostro Jonatan Vera y es cuando denota sus apenas quince años de edad. Es un rionegrino de Viedma, que siguió a su maestro Manuel Decara hasta Neuquén y aquí, junto a su familia sentaron el hogar. Por estos tiempos continúa su formación pianística con otro excelente guía, Ricardo Zanón. Ya cuenta con reconocimientos de la crítica por su desempeño solista y en conjuntos.

Brindarán las obras Sonata para violín y piano Nro. 3 op. 45 y Chanson de Matin y de Nuit de Edward Grieg; las Danzas Populares Rumanas sz. 56 de Bela Bartok y Le Grand Tango de Astor Piazzolla.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El viento del sur los unió en violín y piano