El viento descarriló una aerosilla del Catedral y debieron evacuar



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Una fuerte ráfaga de viento provocó ayer al mediodía el descarrilamiento de la aerosilla “Militares”, en el sector Norte del cerro Catedral. Sus ocupantes debieron ser evacuados con arneses y sogas. Los patrulleros trabajaron durante más de un ahora para bajar a los usuarios del medio de elevación, de acuerdo al plan previsto para esos casos, y no se registraron lesionados. La jornada en el cerro había comenzado con los medios abiertos al público, aunque en forma “condicional” por el fuerte viento reinante. Pasado el mediodía el tiempo empeoró y los medios se cerraron. Pero cuando aún estaba cargada de esquiadores, la aerosilla “Militares” se descarriló y sus ocupantes quedaron varados a una altura considerable. En situaciones así los pasajeros suelen esperar a que el personal técnico vuelva a encarrilar el cable. Pero esta vez, debido al mal tiempo, la decisión fue practicar una evacuación “vertical” con sogas e implementos de escalada. Cuatro equipos de patrulleros trabajaron durante más de una hora en ese operativo, hasta que la silla fue reparada. Según informaron desde la empresa Capsa, que tiene a su cargo los medios de elevación, un 60% de las personas fueron descolgadas por los patrulleros y el resto consiguió bajar cuando la silla volvió a entrar en funcionamiento. La aerosilla doble “Militares” es de las más antiguas de Catedral y se extiende desde los 1.400 m.s.n.m. hasta el filo de la montaña, a casi 2.000 metros. La gerente de la empresa, Paula Gómez, subrayó que lo ocurrido “no fue un incidente sino una contingencia, que puede pasar en un día de mucho viento y que está prevista”. Dijo que las ráfagas fueron muy fuertes y provocaron también el estallido de una de las cúpulas de la aerosilla séxtuple cuando los operarios la estaban guardando. Por su parte, el titular del Ente Regulador del Cerro Catedral, Carlos Aristegui, informó que el personal de la montaña cumplió con la evacuación “de acuerdo al protocolo” convenido para esas situaciones y que esta semana habían realizado prácticas con ese fin. Aristegui dijo también que todos los esquiadores resultaron ilesos, aunque algunos pasaron mucho frío y por eso les entregaron mantas de protección mientras esperaban en las sillas. Aseguró que “no había mucha gente” en el Catedral a pesar de tratarse de un fin de semana, porque la jornada se presentó soleada pero con vientos muy fuertes.


Comentarios


El viento descarriló una aerosilla del Catedral y debieron evacuar