El viento ya terminó por cansar a todos



#

El polvo volcánico en suspensión es una de las principales molestias en la Región Sur.

José Mellado

El fuerte viento volvió a hacerse presente ayer en nuestra región y aunque el fenómeno estaba pronosticado no dejó de causar molestias y bastante malhumor entre los habitantes de las dos provincias. Al cierre de esta edición no se había informado de percances como los que el miércoles pasado provocaron las ráfagas, que en su punto máximo alcanzaron los 98 km/h a las 10 de la mañana en la comarca petrolera de Cutral Co y Plaza Huincul. Ese día el temporal causó además cortes de luz, caída de árboles y voladuras de techos en distintas ciudades, por fortuna sin desgracias personales. Ayer, sin embargo, fue en la Región Sur rionegrina donde más se sintió ya que al decir de los vecinos “pareciera que el viento llegó para quedarse”. Es que desde hace varios días es una constante en la zona. Ayer, las fuertes ráfagas azotaron a los distintos pueblos, aunque no generaron inconvenientes serios. Desde la mañana temprano la intensidad del viento comenzó a intensificarse. En Comallo, Clemente Onelli y Jacobacci, localidades donde el suelo conserva una gran cantidad de ceniza, la jornada volvió a teñirse de gris. El fino polvillo volcánico contaminó el aire generando algunas complicaciones con la visibilidad. También lo tornó prácticamente irrespirable. Las calles de los distintos pueblos volvieron a lucir desiertas. La condición climática se mantuvo durante toda la jornada. Al cierre de esta edición, la intensidad comenzaba a mermar. (AJ/Redacción Central)


Comentarios


El viento ya terminó por cansar a todos