El voto castigo fue el fenómeno de la bronca general

Casi la mitad de los argentinos no concurrió a votar o sufragó en forma negativa (en blanco o nulo), confirmando el alto grado de incredulidad, hartazgo y bronca de la ciudadanía en los políticos. En algunos lugares, como Santa Fe, el voto negativo llegó al 40% de los sufragantes y en Río Negro se posicionó como una fuerza arrolladora en Bariloche, Río Colorado, Regina, Cipolletti y Allen. A nivel nacional, los votos nulos sumaron 3 millones y medio.

El voto negativo es el fenómeno de estas elecciones legislativas.

La cantidad de votos anulados no registra antecedentes en la historia electoral argentina y aparece como una nueva forma de protesta contra la dirigencia política.

Así quedaron reflejados en la región el castigo, la protesta y el hartazgo que evidenciaron los votantes a la hora de ir a las urnas. Si bien se esperaba una elección con resultados sin precedentes, las cifras y las modalidades de la protesta sorprendieron a fiscales y autoridades de mesa.

El principal ganador fue Clemente, del destacado humorista Caloi, con lo que lideró en credibilidad por el solo hecho de no tener manos y en consecuencia -según la lectura de la gente- no podría meterlas en la lata.

La realidad del mundo contemporáneo también tuvo estrecha vinculación con el voto e irrumpió muy fuerte la figura del terrorista mas buscado en estos días: Osama bin Laden, sobre todo en Valle Medio, Viedma, Cipolletti y Bariloche.

Después de estos dos indiscutibles ganadores de la víspera-, compusieron el voto protesta, en este orden: fotos pornográficas, cartas con insultos de fuerte calibre, boletas cortadas hasta hacerlas papel picado, profilácticos, papel higiénico y panfletos con reclamos gremiales y sectoriales.

Los próceres de la patria, pese a que tuvieron una buena campaña previa a la elección, fueron los menos elegidos por la gente.

El dato humorístico en Viedma lo puso Isidoro Cañones, quien sobresalió con Patoruzú y no por su contracción al trabajo, precisamente. Sin embargo, algunos invirtieron más tiempo en escribir procacidades, demostrando una bronca desenfrenada. "Váyanse todos a la c...... de su hermana", rezaba una nota escrita en computadora con ciertos ribetes en color, como si fuera un incunable del estilista del filete Martiniano Arce. Esto fue en Viedma. Pero que se repitió como un calco en el resto de Río Negro.

• En Bariloche.- El descreimiento y descontento popular se manifestó con la voluntad mayoritaria de anular sus votos, y con una inédita inclinación hacia partidos históricamente minoritarios o con escasa adhesión de la ciudadanía.

Hubo quienes rompieron boletas en varios pedazos, pero las autoridades igual las validaron. Una de las que manifestó su bronca introdujo una caja de profilácticos vacía en el sobre, otra una tarjeta telefónica, tres prefirieron incluir toallitas higiénicas, y un trozo de tela también sirvió para impugnar un voto. Dieciséis mujeres prefirieron incluir varias boletas en el sobre, trece introdujeron boletas impresas con variados insultos, y otras Dieciséis colocaron recortes de diario. Hubo seis votos para próceres como San Martín, Belgrano o Sarmiento, pero el ganador en ese rubro de personajes inverosímiles ha sido el Clemente, con diecinueve votos. Matías, de la tira de "Clarín", obtuvo un voto, el cantante Rodrigo otro. El análisis particular de esta mesa y los porcentajes difieren en poco de lo registrado en las restantes, porque en todas las mesas el voto nulo rondó el 30 por ciento.

• En San Antonio.- La creatividad estuvo a la orden del día. Aquí, los insultos a los políticos estuvieron escritos de modo poético, sin caer en la grosería, lo que exigió a los fiscales de mesa leerlos en su totalidad. Más de uno puso cara de asombro de la agudeza en las consideraciones.

• En Río Colorado, el 80 % de los votos nulos se los llevó la campaña "No te voto" que ideó y encabezó Jorge Rivera, un carpintero del pueblo que anoche celebraba la victoria. El mismo, en el 97, obtuvo un 20% de los votos del electorado local; en el 99, 27% y ahora arrasó.

• Antrax trucho.- No fueron muchos, pero en Roca, Cipolletti, Valle Medio y Bariloche aparecieron sobres con la palabra Antrax y bolsitas de nylon. La primera reacción de las autoridades de mesa tendía a la toma de precaución, pero luego los descartaban tranquilamente al ver que habían puesto talco. "Es parte de la bronca", dijo una fiscal de la escuela 133, de Roca. En la escuela 131 de Cipolletti llegaron a llamar a la Policía: no pasó nada, simplemente era un voto nulo más. A nivel nacional, esto pasó también en La Plata y Paraná, donde las autoridades de mesa sufrieron descomposturas.

• Conmovedor.- Varios jubilados rionegrinos escribieron conmovedores testimonios de sus padecimientos y reclamos. Los fiscales atinaban a mirarse, nada más: el escrutinio los corría. Entre los votos impugnados, un jubilado de Viedma reemplazó su boleta por una carta, en la cual, precisa que cobra 150 pesos y "se muere de hambre con su señora y que optó por no colaborar con su voto para que "éstos se llenen de plata y después se olviden de nosotros". En Conesa, dos mayores prefirieron cortar la foto (de ganado) de la tapa del suplemento económico de este diario, de ayer. "Así nos hacen sentir", subrayaron.

• Reclamos.- En Cipolletti y en Roca hubo muchas boletas que pedían "Salven la Universidad" y en Regina por el hospital público local. En Sierra Grande pidieron "Reincorporación ex-Hiparsa".

• Insólito.- En Roca, muchos jóvenes optaron por fotocopiar partes del libro "Monólogos de la vagina" y las votaron. De hecho, en los últimos días, fue el libro más pedido y comprado en la ciudad. En Regina y Choele aparecieron varias boletas con la inscripción: "Aguante el Viagra".

• Trasgresores juveniles.- Los chicos de Choele Choele que inventaron "Partido en dos" se sentían satisfechos. Lograron más votos de lo que inicialmente habían pensado.

• Mujeres impresionadas, en San Antonio. Los votos blancos y nulos se transformaron en la segunda fuerza en esta ciudad. Según los datos extraoficiales, unos dos mil votantes de esta ciudad optaron por esta política, lo que significa alrededor de un 25% de los votos emitidos.

Muchos causaron estupor y sonrisas entre las autoridades de cada mesa. Por ejemplo, una foto pornográfica de un hombre superdotado causó impresión en una presidenta de una mesa femenina, que en ese momento estaba siendo filmada por una cámara de la TV local y que ante la vergüenza optó por entregar la imagen a los fiscales.

También hubo boletas del Chubut, imágenes de bebés, poesías, consejos e insultos a los políticos y una gran variedad de manifestaciones que en algunos casos complicaron la labor del escrutinio y en otros generaron sorpresas y carcajadas entre las autoridades de mesa.

• Sorpresas "fuertes".- En El Bolsón, hubo sobres que arrancaron más de una exclamación. Los votos anulados superaron la cifra de 1700, a los que se sumaron 236 en blanco, representando un 20% del padrón general.

Tal vez, el más original fue un votante masculino que colocó dentro del sobre una foto de un trasero de hombre con la inscripción "mirá cómo me lo dejaron. ¿a quién querés que vote?". En Choele, en este estilo convulsivo, un hombre eligió dejar excrementos humanos en el papel higiénico que hizo pasar por su "opción electoral".

Los votos nulos, en blanco o impugnados podrían llegar en todo el país a no menos de 3,5 millones (según proyecciones extraoficiales).

De manera que si se suman los 7,5 millones de ausentes al comicio y los 3,5 millones de votos negativos, unos 11 millones de argentinos empadronados no sufragaron por ningún partido o candidato, sobre un total de algo menos de 25 millones de personas habilitadas para votar.

La cantidad de votos anulados es récord en el país y el voto en blanco, en cambio, si bien fue muy por encima de lo habitual, no alcanzó a superar los porcentuales que se registraban en las décadas del 50 y 60.

Bromas y chanzas en Neuquén

NEUQUEN (AN).- Con mucho movimiento en la apertura y en el cierre del comicio, los neuquinos cumplieron con su deber cívico sin dejar de reconocer el descrédito generalizado que inunda a la clase política. No obstante, la mayoría consideró que el voto en blanco o el voto impugnado no es remedio para el problema. En estas elecciones la bronca estuvo a flor de piel y los votos castigo se transformaron en el principal tema de debate.

Este diario consultó a vecinos a la salida de tres escuelas: una del centro, otra del este (barrio Sapere) y la restante del oeste (San Lorenzo). Allí hubo votos a los partidos, y también a Clemente y Bob Dylan. Cuando comenzó el escrutinio, aparecieron Ben Laden, El Che Guevara, y un par de próceres.

"Me parece que voté a Tamborini-Mosca". Desde su agotado metro ochenta, Jordán criticó a quienes votan en blanco: "es un engaño, es un voto para el que va ganando" dijo el hombre que terminaba de sufragar en la escuela 235, del barrio Sapere. Jordán, que tiene unos cuantos años, recordó la fórmula que llevó en 1946 la Unión Democrática.

Unos minutos antes, Diego, de 24 años, reconoció haber votado en blanco por primera vez: "Por la desconfianza que hay en todo sentido...te cansás", dijo. Enseguida, un chico sub 20, de rostro pálido y con una remera de Soda Stereo, se fastidió cuando el cronista le consultó: "No tendría que decirte, pero yo voté". Y se fue.

Sentado contra la reja del mismo establecimiento, Alberto de 26, no ocultaba su chochera por el candidato elegido: "Clemente". "Este no va robar porque no tiene brazos ni manos".

Con cara de ¡qué le vamos a hacer! Rubén, de 40 años, se limitó a razonar: "Hay descrédito pero hay que votar de todas maneras".

"Yo lo voté al Clemente", afirmó una mujer pos 40 que salía de la escuela 2 de esta ciudad. Y enseguida agregó "a este si que le creo". En la vereda del mismo colegio dos mujeres maduras reconocieron haber elegido candidatos: "lo del voto en blanco es una jugarreta de los comunicadores, vaya a saber cuántas otras harán sin que nos demos cuenta", dijo la más alta. Su compañera dijo que lo pensó mucho y "casi que lo iba a impugnar pero al final voté y sabe qué bien que me sentí cuando deposité el voto", completó la dama.

"Yo lo voté Bob Dylan, estaba entre él y "El Diego" (Maradona). Este año cambié, porque lo venía votando a John Lennon: mejor votar a uno que esté vivo", sostuvo Juan Alberto, de 23 años.

"¿Voto en blanco? No estoy en esa", fue la reflexión de Gustavo M., de 24 años, otro de los votantes de la escuela 235 de Sapere.

"El voto en blanco está bien, el que no quiere votar que no vote", afirmó Aurora de 23, quien eligió a sus candidatos "porque creo que hay que votar de cualquier manera".


Comentarios


El voto castigo fue el fenómeno de la bronca general