El “Yankee” Martin fue baleado por un ladrón

El ex jugador del Roca Rugby Club y actual integrante de Los Pumas fue baleado en Buenos Aires. Un joven ladrón en bicicleta intentó asaltarlo. El rugbier lo corrió, y un balazo le pegó en la muñeca y en el pecho. Le dieron el alta.



BUENOS AIRES (Télam).- El jugador de Los Pumas, Rolando “Yankee” Martin fue herido de bala y salvó su vida por milagro cuando persiguió a un ladrón que lo había asaltado mientras conversaba con un amigo, en la puerta de su casa de Talar de Pacheco, partido de Tigre, al norte del Gran Buenos Aires.

El tercera línea de Los Pumas y del San Isidro Club (SIC), y ex jugador del Roca Rugby Club, explicó ayer que persiguió al ladrón por temor a que intentara ingresar a su casa donde estaban sus pequeños hijos de 2 y 4 años.

“Me salvé por milagro y la bala no me afectó ni el tendón de la muñeca, ni llegó a órganos vitales”, contó.

Con los datos aportados por Martin, la policía de Tigre trataba de identificar y detener al ladrón que cometió el asalto a bordo de una bicicleta.

El caso ocurrió el miércoles después de las 19 cuando Martin llegó en su Volkswagen Gol a su casa ubicada en Godoy Cruz al 1.100 de Talar de Pacheco.

Después de estacionar el auto, Martin salió a la calle para conversar con un vecino que estaba a bordo de un Ford Escort.

Cuando charlaba con su vecino, apoyado en la puerta del lado del conductor del Escort, Martin y su conocido fueron asaltados por un ladrón armado que llegó al lugar en una bicicleta.

Para resistir el robo, el vecino de Martin quiso embestir al ladrón, pero no pudo y terminó chocando contra un árbol.

Por temor a que el asaltante pretendiera entrar a su casa, Martin salió a perseguirlo.

“Primero se oyeron dos tiros, y después salí a correrlo (al ladrón) por temor a que entrara a casa donde estaban mis hijos. Yo había dejado el portón abierto… Entonces, el ladrón se dio vuelta, y me tiró”, dijo Martin.

“Creo que me disparó cuando me tenía a un metro. Entonces me protegí con un brazo, la bala me dio en la muñeca y quedó en el pecho”, relató.

Después de balear a Martin, el ladrón escapó sin robar nada y a la calle salieron vecinos del rugbier y vigiladores de una casilla ubicada en la otra cuadra.

Con la ayuda de los vecinos, Martin fue trasladado inicialmente al Hospital de Tigre donde le practicaron las primeras curaciones y después lo derivaron a la Clínica Las Lomas.

Los médicos que atendieron a Martin le dijeron que tuvo mucha suerte y que las heridas pudieron ser más graves.

“Me pusieron un yeso en la mano y hasta el codo izquierdo y me dieron puntos en el pecho después de sacarme la bala que me entró un centímetro”, contó el rugbier que participó del último partido de Los Pumas con Inglaterra.

“Me dijeron que tuve muchísima suerte en ambos sectores donde pegó la bala. El proyectil no tocó ni hueso ni tendón y tampoco órganos vitales. Tal vez en quince días pueda estar bien”, se entusiasmó.

Según Martin, el ladrón que lo asaltó y baleó sería joven. “Lo que sé es que después de que me disparó, dejó la bicicleta que usaba y salió corriendo”, dijo.

El rugbier también se refirió a la seguridad en su barrio.

“Hace tres años, acá podías salir con tus pibes a la calle y no pasaba nada. Ahora, casi me matan”, reflexionó.

‘Me hice el muerto para que no me tire’

BUENOS AIRES (Télam).- El jugador de Los Pumas, Rolando Martin, baleado por un ladrón en la localidad bonaerense de Talar de Pacheco, contó ayer que simuló estar muerto para que el asaltante no le siga disparando.

El rugbier también relató que salió a perseguir al asaltante por temor a que ladrón intentara entrar a su casa donde estaban sus pequeños hijos.

“Creo que lo salí a correr (al ladrón) porque no quería que entre a mi casa donde estaban mis hijos. Cuando el asaltante me disparó, me hice el muerto para evitar que me siga disparando”, contó Martin, tercera línea del San Isidro Club (SIC).

“La idea de correr al ladrón fue para que se vaya. También pensé en que podían matar a mi vecino que había quedado adentro del auto”, agregó.

Primer asalto

El jugador de rugby contó que es la primera vez que lo asaltan y que el domingo último, a una vecina que vive a cuarenta metros de su casa, le dispararon para robarle.

“Antes el barrio era tranquilísimo, y ahora ya no se puede salir”, manifestó ayer.


Comentarios


El “Yankee” Martin fue baleado por un ladrón