Elecciones municipales, una evaluación para junio

La situación de cada partido tras las elecciones y sus perspectivas para los próximos comicios.



#

Río Negro prepara ahora su segundo turno electoral, el 14 de junio.

análisis

El domingo pasado se inició el cronograma electoral rionegrino con elecciones municipales. Esto obligó a los partidos políticos a enfrentar tres cuestiones que impactarán en las elecciones de junio: 1) exponer su poder territorial, 2) aparecer como perdedores o ganadores en la primera contienda y 3) evaluar la estrategia de coordinación electoral para ganar las elecciones ejecutivas provinciales.

Según el recuento provisorio de votos en términos de poder territorial, el Frente para la Victoria puso en juego 14 municipios, de los cuales pudo retener 10 (7 con reelecciones y 2 con continuidad de algún familiar) y ganar uno más (Ramos Mexía), pero perdió tres, dos gobernados por el Frente Grande (Cipolletti y Cinco Saltos) y uno por el PJ (Sierra Grande), con la posibilidad de perder también Villa Regina.

La UCR puso en juego siete municipios y logró retenerlos a todos.

Juntos Somos Río Negro puso en juego dos, de los cuales retuvo uno, perdió otro y podría ganar Villa Regina.

El ARI ganó un municipio importante como Cipolletti y el Partido Unión y Libertad se quedó con Sierra Grande.

En términos de votos esto significa que el FpV es la fuerza más votada, con 94.313 votos aproximados, la UCR logró un segundo lugar con 34.488, mientras que el ARI-CC-FAP y JSRN y disputan el tercero y cuarto lugar con 28.743 y 25.267, respectivamente. El Pro en el total provincial sólo obtuvo 5.436 votos.

De cara a junio, el FpV pudo mostrar suficientes éxitos locales, pero los resultados de Viedma privaron a la cabeza de fórmula, Miguel Pichetto, lucir victorioso.

Martín Soria es quien sale fortalecido al interior del partido porque se consolida como la figura que más efectividad tiene para captar los votos en su territorio de construcción.

El acompañamiento de la intendenta de Bariloche, Maru Martini, a los festejos de Roca abre expectativas respecto a los realineamientos internos del PJ de cara al 2019.

La proyección del Frente Grande se apaga al perder territorialmente el distrito que le sirvió históricamente para acordar fórmulas y frentes con las fuerzas más grandes y condiciona las posibilidades de captar votos para el FpV en un circuito clave para junio.

Con el triunfo de Foulkes la UCR sortea positivamente la primera fecha electoral, pero el caudal electoral de su segundo lugar puede ser destinado a varios de las fórmulas a gobernador; las cuatro boletas presentan figuras provenientes del radicalismo (Piccinini, De Rege, Mendioroz, Ocampo, etcétera).

El ARI-CC sale fortalecido con el triunfo de Tortoriello en Cipolletti y la suma de concejales en varias localidades. Pero hay incertidumbre sobre el destino de estas preferencias. La colectora del ARI-CC en Viedma puede haber recibido votos a partir del arrastre de Foulkes, y en Cipolletti no está claro el destino de los votos de Tortoriello si Weretilneck sí compite efectivamente dentro de una lista.

Si bien se mostró triunfante con el arrebato de Cinco Saltos de la mano de Epul -proveniente del PJ- y la posibilidad de quedarse con Villa Regina, el cuarto lugar que le otorga la poca cantidad de votos obtenidos a nivel provincial dejan incómodo al gobernador para junio.

En Roca fue donde mas se notó la dificultad que tiene para captar votos propios con JSRN a pesar del ensayo de alianzas con sectores del peronismo local.

El PPR tuvo escasa presencia para ser un partido con historia (perdió concejales en las localidades), pero gana protagonismo con su nueva etiqueta partidaria Pro porque logró introducir un concejal en Roca.

El desafío para junio del FpV es mantener el caudal logrado en mayo y sumar Bariloche a las preferencias, pero hay escenarios que se presentan con gran dificultad para traducir los resultados del domingo, como Roca.

Clave se presenta el acompañamiento de Soria a la candidatura de Pichetto por lo menos en el plano discursivo, esto es reconocerlo en el diálogo con los roquenses como el destinatario de sus preferencias de cara a la gobernación, cosa que en los festejos no se dio.

El crecimiento del ARI-CC afecta las chances de Weretilneck si la candidata logra coordinar más efectivamente los votos antikirchneristas.

Weretilneck puede aumentar su poder territorial y sus chances en junio si logra activar una mayor cantidad de votos cruzados respecto del comportamiento de los electores en la elección del último domingo.

Esto significa sumar adhesiones en las localidades donde pudo coordinar con el candidato a intendente no presentando candidatos de JSRN en la elección local, caso de varios municipios radicales que consiguieron la reelección.

En su tierra disputará con Odarda el caudal electoral de Tortoriello, aunque es factible que pueda asegurar triunfos en el resto de las localidades del Circuito Alto Valle Oeste.

Para restar caudal al FpV puede seguir intentando fragmentar el poder territorial del PJ sumando los votos de aquellos candidatos peronistas que el 3 de mayo presentaron con su sello JSRN, quienes lograron el objetivo: evitar triunfos del FpV en Valcheta, Sierra Grande y el propio Cinco Saltos.

DAIANA NERI

neridaiana@hotmail.com

Licenciada en Ciencias Políticas

Docente UNRN - Comahue

Candidata a Dra. Unsam

DAIANA NERI


Comentarios


Elecciones municipales, una evaluación para junio