Elevaron a juicio una causa contra Russo y Aguerre

Es por el asalto a una distribuidora barilochense.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Los jueces de la Cámara Primera del Crimen comenzarán a debatir en fecha próxima la causa donde se investiga el asalto cometido en perjuicio de la "Distribuidora San Francisco", un comercio mayorista de alimentos que resultó damnificado por el robo con armas cometido a las 20 del 27 de mayo del año pasado.

De la investigación practicada por la justicia surge -con los méritos suficientes como para promover el procesamiento y someter al juicio oral a los imputados- que Aguerre fue uno de los autores materiales del ilícito, y que Laura Russo tuvo una participación necesaria, en la planificación del asalto y el estudio previo del terreno.

De acuerdo con la requisitoria fiscal, el hecho investigado se originó en la fecha mencionada, pero a las 15, cuando una mujer que luego fue identificada como Laura Russo se presentó en el local comercial y preguntó "en forma insistente sobre el horario de cierre del comercio".

Esa circunstancia fue anudada luego a la investigación, y los testigos reconocieron en rueda de personas a Russo y el abrigo que vestía en la ocasión.

A las 20, siempre según la acusación, ingresaron al local Wálter Ariel Aguerre y un individuo no identificado, quienes redujeron al personal con la utilización de armas de fuego y se llevaron mil pesos, luego de provocar un gran desorden mientras buscaban más dinero.

Las escuchas telefónicas que se llevaban a cabo con relación a Russo la involucraron en ese episodio, y también a Aguerre, quien durante el asalto habría actuado vistiendo ropas policiales, tal como lo habría hecho también en el robo seguido de muerte ocurrido en la estancia San Ramón.

Aguerre se abstuvo de declarar ante el juez de instrucción, y si bien Russo declaró en forma parcial, igual quedó muy comprometida, porque negó conocer a Aguerre, quien antes y después aparece en sus charlas telefónicas como una persona de su íntimo conocimiento.

En la causa se incorporó una porción de la declaración de un testigo de identidad reservada, que afirma que una mujer apodada "la gringa" -como muchos conocen a Russo- se dedicada a cometer delitos contra la propiedad junto con Ariel Aguerre, Juan Bonefoi y otras personas, que relevaba datos sobre potenciales objetivos delictivos, planificaba asaltos y brindada todo tipo de apoyo a los ejecutores de los robos.

Esta circunstancia podría apuntalar una causa todavía irresuelta, donde Russo aparece sospechada de ser integrante de una asociación para cometer delitos, porque también está como imputada en la causa donde se investiga el robo y homicidio del empresario retirado Fernando Marti Reta, asesinado a golpes durante un asalto.

En esta causa, las conversaciones mantenidas por la imputada durante las horas anteriores al hecho la involucraron de manera suficiente como para que el fiscal Alejandro Lista mantuviera la acusación que pesa en su contra.


Comentarios


Elevaron a juicio una causa contra Russo y Aguerre