Ellas son madres adolescentes

- No son los 15 años la edad más baja de la maternidad; hay niñas de 11 y 12 que también son madres. - El 80% de las mamás adolescentes lo son ya de dos o más hijos, lo cual sobredimensiona esta problemática incrementando las condiciones de riesgo para esa madre y esos hijos. - Las especialistas sostienen que en la clase media, uno de los factores que lleva al embarazo de una adolescente es la falta de comunicación, una mala relación o ausencia de los padres, ya que esta ausencia, las negligencias, los abandonos o el maltrato emocional son situaciones que se dan en todos los sectores. - La mayoría de los adolescentes sabe de los métodos anticonceptivos, pero no los incorporan a su cotidianidad.





Alarmante pero real. Alrededor del diez por ciento del total de las adolescentes de zonas urbanas del país, de entre 15 y 19 años, son madres y -de éstas- el 80% pertenece a hogares muy pobres, y sólo el 15% completó los estudios secundarios. En Río Negro la cifra llega al 18,5% y en Neuquén al 20%.

A su vez, uno de cada seis niños que nace en la Argentina tiene por madre a una adolescente. No obstante, no son los 15 años la edad más baja de la maternidad ya que, aunque con menor incidencia, hay niñas de 11 y 12 años que son madres.

Estos datos provienen de la Encuesta de Desarrollo Social y Condiciones de Vida (EDS) – del Ministerio de Desarrollo Social y Medio Ambiente difundido esta semana-, la subsecretaría de Salud de Neuquén y la secretaría de Salud de Río Negro.

La mayor frecuencia de embarazos adolescentes se da entre los 17 y 18 años y casi la mitad de ellas son solteras. Según las Estadísticas Vitales del Ministerio de Salud de la Nación el 15,4 del total de nacimientos ocurridos en 1999 corresponde a jóvenes de hasta 19 años.

La situación varía según las distintas regiones del país ya que ese 15,4 es el promedio general. Así es como las provincias con mayor número de madres adolescentes son Chaco, que llega a un 24,4 por ciento (Roca, en Río Negro, tiene 24,5%), y Catamarca, Formosa, Misiones y Salta rondan el 20 por ciento, mientras que la Capital Federal es la ciudad donde menos embarazos precoces hay, con un 6,4.

De la realidad de Río Negro (18,5%), las autoridades resaltaron el índice de mortalidad infantil. De los hijos de madres menores de 15 años, la mortalidad infantil llega al 35,7 por mil; y los nacidos de madres entre 15 y 19, es de 23,8 por mil. Y otro dato: en el 2000, un cuarto del total de madres adolescentes experimentó una segunda gestación.

En Neuquén (20%) se da una particularidad: la mayoría de las madres tienen entre 19 y 20 años. Para la doctora Lucila Zonco, de la subsecretaría de Salud neuquina, tiene mucho que ver en esto el trabajo que se viene realizando desde octubre de 1997, cuando se promulga la ley 2222, que lanzó a toda la provincia el Programa de Salud Sexual y Reproductiva. En dicho plan, donde trabajan 24 profesionales, hay un abordaje multisectorial que incluye a muchas ONGs de Neuquén. «No es anticoncepción ni planificación exclusivamente. Es sexualidad responsable», acota la profesional. «Hay que cambiar esa educación de la prohibición que tanto impera y que tan poca llegada a la adolescente tiene».

A nivel nacional

Entre los comienzos y fines de la última década se produjo, dentro del total de mujeres que se hicieron madres en ese período, un incremento de embarazos adolescentes, que con oscilaciones, varió del 14,9 en 1991 al 15,4 en 1999. A su vez, el 80 por ciento de las madres adolescentes lo son ya de dos o más hijos, lo cual sobredimensiona esta problemática incrementando las condiciones de riesgo para esa madre y esos hijos.

Según un estudio realizado en dos hospitales, uno de la Capital Federal y otro de Morón, en el conurbano bonaerense, sobre chicas entre 11 a 18 años, se verificó que el promedio de iniciación sexual de las adolescentes es de 15,6 años en el primero y de 14,2 en el segundo.

En este estudio comparativo referido al no cuidado en la primera relación sexual, se tomaron 100 encuestas en cada hospital (Pirovano, de Buenos Aires, y Héroes de Malvinas, de Morón) a las primeras 100 pacientes que no utilizaron un método anticonceptivo eficaz en la primera relación sexual desde junio a noviembre del 2000.

El motivo de la consulta de estas pacientes adolescentes fue de un 74 por ciento por embarazo en Héroes de Malvinas y del 24 por ciento en el Pirovano. En estos casos, en que se daba la primera relación sexual, y no habían tomado ninguna precaución, la mayoría aseguró que habían sido relaciones deseadas, en tanto por violación hubo un 2 por ciento en el hospital de Morón, y relaciones por intimidación (amenaza, insistencia verbal o engaño a participar en una conducta sexual contra su voluntad) hubo un 10 por ciento en el Pirovano y un 6 en el provincial.

En cuanto a la explicación que dieron de por qué no fueron a pedir un método anticonceptivo, la mayoría respondió que fueron relaciones imprevistas, 32 por ciento en el Pirovano y 57 en Héroes de Malvinas; por temor a los padres, un 18 y 16 por ciento respectivamente; por deseo de embarazo, 22 y 15, y porque el novio le dijo que se cuidaba (coito interruptus) 28 y 12 por ciento respectivamente. «Ambas poblaciones tenían conocimiento acerca de los métodos anticonceptivos, a pesar de no haberlos usado», destaca el estudio a cargo de especialistas del área de Ginecología Infanto-Juvenil de ambos hospitales. Las expertas concluyeron en que «del análisis de las poblaciones estudiadas se encontraron como factores de riesgo la naturalidad del embarazo en la adolescencia, la repetición de historias familiares, mayor tiempo improductivo, y que el embarazo en la adolescente se constituye en una fuente de reproducción del ciclo de la pobreza».


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Ellas son madres adolescentes