Elogios en Davos a la recuperación argentina

El presidente del BID dijo que la economía "registró una performance extraordinaria".



BUENOS AIRES (DyN/ Télam ) – El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Enrique Iglesias, dijo ayer que la economía argentina registró “una performance extraordinaria” y el vicepresidente segundo y ministro de Economía del gobierno español, Rodrigo Rato, pronosticó “una continuación de mejores circunstancias” en nuestro país.

Argentina logró salir de la crisis “mucho más rápidamente de lo que se pensaba hace dos años, cuando todo el mundo estaba inmerso en un gran pesimismo”, afirmó ayer en Davos el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Enrique Iglesias.

“En el caso de Argentina, tenemos que reconocer que es un país que hizo un avance realmente muy impresionante”, explicó Iglesias a un reducido grupo de periodistas al margen del Foro Económico Mundial de Davos, que concluye mañana.

En declaraciones reproducidas por la agencia francesa AFP, el titular del BID indicó que el avance la Argentina “lo ha ido acompañando con un fortalecimiento de la confianza, de la autoestima y de la esperanza”.

“Todo esto junto ha hecho posible una administración de este proceso de crisis que merece un gran respeto, porque lo han hecho además sin contar con recursos frescos”, subrayó Iglesias, quien pronosticó un crecimiento del 6 por ciento para Argentina este año y aseguró que con Brasil va a asumir un papel motor para la economía latinoamericana en 2004.

En un tono más moderado, Rato expresó que este año será de repunte para el conjunto de Latinoamérica, fundamentalmente gracias a la “clara recuperación” de Brasil y a la “continuación de mejores circunstancias” en la Argentina.

Señaló que se prevén “datos más positivos de financiamiento en la mayor parte” de los países de la región, aunque advirtió que “el patrón de crecimiento todavía está lejos de un crecimiento sostenido en el tiempo”.

“Todavía persisten problemas cuya solución exige políticas o reformas políticas de buen gobierno en el sector público, en el sentido de poder estabilizar democráticamente a los gobiernos”, subrayó.

El día anterior, la compañía francesa Suez, dueña de la concesionaria Aguas Argentinas, sumó presión en la disputa que mantiene con el gobierno argentino por el plan de inversiones en el mercado local. En una entrevista con el diario “la Nación”, el ministro de Economía francés, Francis Mer, advirtió que su gobierno defenderá los intereses de las empresas de su país y recordó el apoyo otorgado a la Argentina en las negociaciones con el FMI.

Además, le pidió al gobierno de Kirchner mayor voluntad política a la hora de negociar un acuerdo con las empresas de servicios.

Consultado sobre la posibilidad de que Suez retire la demanda contra el Estado argentino para destrabar las negociaciones, el ministro señaló que “no lo sé, pero es posible.

Primero, ellos son responsables de lo que quieran hacer; segundo, está claro que es el mejor interés de la Argentina alcanzar un acuerdo con Suez porque desde mi perspectiva no será negativo para el país”. Pero recordó que “para discutir y llegar a un acuerdo son necesarias dos personas”.

Mejora la relación con empresas españolas

Abel Posse, el embajador argentino en España aseguró ayer que “las grandes corporaciones españolas, que implican un 90 por ciento del capital (español) invertido en la Argentina, decidieron no sólo quedarse en el país sino también progresar en su desarrollo”.

En declaraciones a Radio 10, el diplomático explicó: “Los europeos tienen que comprender que la zona del Mercosur es un continente”. De esta manera, Posse diferenció el clima que encontrará el presidente Néstor Kirchner entre el empresariado español cuando inicie la visita a España el próximo martes.

Cabe recordar que a fines del año pasado, el primer mandatario viajó a España, donde reprendió a los grandes empresarios españoles por efectuar reclamos al gobierno argentino tras haber avalado a gestiones anteriores.

“En aquel momento el Presidente (Kirchner) dijo lo que había que decir a una España que todavía se hacía ilusiones de que en América Latina y en la Argentina se iban a dar condiciones semejantes a las que llevaron a la ruina en los '90”, explicó Posse, al evaluar esa situación.

El diplomático indicó además que Kirchner advirtió que “había un cambio de orientación, el privilegio de lo social, la política activa del Estado para controlar el mecanismo de inversiones y de orientación estratégica de las inversiones”.

La agenda del próximo viaje que iniciará Kirchner el martes próximo cuenta con un primer encuentro con el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, José María Cuevas y entrevistas con los máximos responsables de Repsol YPF (Alfonso Cortina); Grupo PRISA (Jesús de Polanco); Telefónica de España (César Alierta) o Endesa (Manuel Pizarro).

“Es una agenda muy nutrida” de encuentros con responsables de empresas españolas, concluyó Posse. Ayer, Posse había señalado que los empresarios españoles recibirán con una mejor actitud al presidente Néstor Kirchner, en la gira que comenzará el próximo martes en Madrid, porque “han manifestado una comprensión profunda” de la situación actual de Argentina. “.


Comentarios


Elogios en Davos a la recuperación argentina