Elogios para la Iglesia por promover el diálogo social

El presidente resaltó la actitud de la Iglesia para acercar a las partes en el camino del diálogo propuesto por el gobierno para superar la crisis. Duhalde se sumó a las acciones para distender el clima. Alfonsín sigue con los contactos.



BUENOS AIRES (DyN).- El presidente Fernando De la Rúa calificó ayer de “muy valiosa” la actitud de la Iglesia de promover el diálogo con los distintos sectores para solucionar la crisis social que vive el país.

“Es muy valiosa la actitud de la Iglesia, la aprecio sinceramente”, sostuvo De la Rúa consultado al respecto, luego de dejar inaugurada la Reunión Anual de la Asociación de Bancos de la Argentina. (Ver pág 20)

En tanto, luego de una reunión con el jefe del Estado, el ex candidato presidencial del PJ, Eduardo Duhalde, aseguró que “hay que poner sábanas de aguas fría” para bajar el tono a la confrontación entre distintos sectores del quehacer nacional y consideró “indispensable” el diálogo social, político y económico.

Por su parte, el jefe de gabinete, Rodolfo Terragno, aclaró que el diálogo social “no es concertación” y advirtió que “hacer de eso un show mediático lleva a un desastre”.

“La concertación implica cogobierno y éso no da resultado”, remarcó Terragno, quien precisó que “la oposición no debe confundirse con el gobierno”.

Según reveló ayer una alta fuente del oficialismo “el gobierno no convocará al diálogo, esperará que el mismo se genere desde los distintos sectores y cuando se fortalezcan los contactos y se tenga la seguridad de la convicción de los protagonistas será el tiempo de empezar con la verdadera concertación”, precisó el vocero.

El presidente Fernando De la Rúa es remiso a dialogar en forma oficial, mientras la economía no repunte o mejore. “Sería estar en inferioridad de condiciones”, confiesan en gobierno.

Hasta el momento es el ex presidente Raúl Alfonsín el principal fogonero de la ronda de contactos. Recepciona las inquietudes de diferentes sectores.”Lo llaman Hugo Moyano, Eduardo Duhalde, representantes de la UIA, Víctor De Gennaro, Carlos Alvarez y hombres de la Iglesia”, comentó un integrante del gabinete.

“Para evitar recelos, lo mejor que me pudo pasar es viajar a Polonia”, comentó con un dejo de ironía a uno de los radicales que lo frecuentan.

En los últimos días la Iglesia mantuvo contactos con gobernadores y dirigentes políticos, empresarios y sindicalistas, a fin de generar propuestas concretas para combatir el desempleo.

En tanto y por obra de la casualidad -según la explicación pública de los protagonistas- el presidente de Cáritas Jorge Casaretto y senadores del justicialismo almorzaron en el comedor de la Cámara alta para hablar del tema social.

No obstante, dejaron trascender que la reunión estaba programada desde el sábado pasado y que el obispo les pidió “ideas creativas diferentes a las conocidas hasta ahora, que genere algún tipo de mejoras en el terreno laboral y de radicación de inversiones reales”.

Las fuentes consultada trataron de bajar el tono al encuentro, aunque no descartaron la vinculación de la reunión con los contacto o el acercamientos entre las diferentes fuerzas que componen el espectro social-político y económico del país.

Casaretto desmintió que haya sido enviado por la Iglesia para tender algún puente sobre el diálogo social, pero este tipo de contactos forman parte de los sondeos que los hombres de ese sector realizan en silencio desde tiempo atrás.

Para el jefe del Estado “todos debemos actuar en el sentido de ayudar a resolver la situación social”, y aseguró que “el diálogo que tienen los obispos con los gobiernos provinciales y también el gobierno nacional con ellos contribuye” a resolver los problemas del país.

En ese sentido, De la Rúa sostuvo que es necesario tener “un diálogo permanente (con el Congreso) para que salgan pronto las leyes que el país precisa”.

“Hay que poner sábanas frías”

El ex gobernador bonaerense Eduardo Duhalde advirtió ayer que es necesario reducir los niveles de confrontación en el seno de la sociedad, afirmó que es “indispensable” el diálogo y subrayó que de la crisis que atraviesa el país “se sale conducidos por el presidente de la República o no se sale”.

Tras reunirse con el presidente Fernando de la Rúa en la Casa Rosada, Duhalde sostuvo que “hay demasiada violencia en la sociedad como para que haya actitudes de intemperancia ya sea del oficialismo como de la oposición” y consideró que “más que paños, hay que poner sábanas frías”.

El ex mandatario criticó a los senadores del PJ por haber rechazado los decretos del ajuste, porque “no era el momento” y sostuvo que la situación en la Cámara Alta es “difícil porque ha habido una disputa muy grande por el manejo de los fondos”.

“Es una cuestión que debería haberse manejado más serenamente porque dio lugar a un enfrentamiento muy inconveniente en estos momentos, donde lo que debe privilegiarse no son los temas personales sino sacar las leyes que necesita el Poder Ejecutivo”, remarcó.

Pero Duhalde también cuestionó al gobierno, por haber decidido de “intervenir las obras sociales casualmente de los dos jefes de la CGT (porque) no parece ser un buen indicio para el diálogo” en relación a la del gremio de la Alimentación que dirige Rodolfo Daer.

(DyN)


Comentarios


Elogios para la Iglesia por promover el diálogo social