Empate Amoroso con sabor a triunfo para la Lepra



Newell’s salvó un punto en la última jugada del partido ante Talleres. El equipo de Diego Osella anda con suerte y se nota.

La Lepra comenzó perdiendo por un gol insólito en contra de Ignacio Scocco. El delantero peinó una pelota parada en su área y la colgó del ángulo.

Ese tanto marcó una merecida diferencia para el local, que de la mano de Ezequiel Reynoso manejó la pelota y superó a su rival desde el desarrollo.

La visita sintió la ausencia de Maxi Rodríguez, su mejor jugador y emblema. Le faltó fútbol en ataque, donde Scocco quedó muy aislado.

Osella buscó adelantar a su equipo en el campo con los ingresos de Víctor Figueroa y Mauro Matos. Sin embargo, el conjunto cordobés aguantó la ventaja que había logrado e incluso contó con algunas chances de aumentar.

Sebastián Palacios no estuvo fino en el último cuarto de cancha y Kudelka decidió reemplazarlo con Victorio Ramis.

El rojinegro se iba sin puntos del Kempes, hasta que en el minuto 50 del segundo tiempo, un centro pasado encontró a Mauro Formica en el área. El ‘‘Gato’’ bajó la pelota hacia el medio para Matos y Scocco, quienes no llegaron a conectar.

Por el segundo palo apareció Joel Amoroso con un frentazo bárbaro de pique al piso que dejó sin respuestas a Herrera y estampó el resultado final.

Newell’s evitó la segunda caída consecutiva y llegó a 25 puntos. Por como se dio el partido, es un punto que sirve más desde lo anímico que desde lo estrictamente futbolístico, ya que los de Osella estuvieron incómodos en la mayor parte del encuentro donde corrieron de atrás. Talleres dejó pasar una gran chance en casa.


Comentarios


Empate Amoroso con sabor a triunfo para la Lepra