Empezó rojo y terminó granate

Lanús venía de dos empates y ayer se destapó. Le ganó a Independiente por 4 a 2 en un vibrante partido que comenzó ganando el "rojo" a los 2 minutos y estuvo cargado de emociones.

Independiente acertó dos veces en el arco del uruguayo Claudio Flores porque mostró una mejoría en su ataque y porque luchó en todo momento, inclusive cuando, a los 32 minutos del segundo tiempo sufrió la expulsión de David Abraham y a continuación Serrizuela marcó el cuarto del local. Las conquistas de la formación roja correspondieron al primer período y quienes concretaron fueron José Flores (anotó a los 2 y a los 16 se retiró lesionado) y Sebastián Carrizo.

Para el equipo que comanda Daniel Bertoni se trató de la segunda caída en tres partidos, pero igual hubo síntomas favorables, como cuando consiguieron la victoria ante Almagro.

El cotejo nació atrapante y voraz, porque el "Turu" Flores aprovechó una caída de Leandro Gioda para meterse en el área rival, hacer pasar de largo al arquero y definir con un derechazo. Fue como si se tratara de sus buenos tiempos en Vélez.

El local presionó por todos lados y aprovechó los momentos justos para definir un encuentro por demás electrizante, con dos goles de Tilger, uno de Velázquez y el restante de Serrizuela.


Comentarios


Empezó rojo y terminó granate